Save The Children alerta de que ya han muerto 300 niños en Filipinas por un brote de dengue

Publicado 16/08/2019 10:47:51CET

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Al menos 300 niños de entre cinco y nueve años han muerto en el reciente brote de dengue en Filipinas, lo que supone el 42 por ciento de las muertes en el país por esta enfermedad desde el inicio de este año, ha alertado este viernes Save The Children.

La enfermedad ha infectado a 170.000 personas en los siete primeros meses de 2019, de las cuales 720 han muerto. El 73 por ciento de los fallecimientos por este virus eran menores de 19 años, por lo que Save The Children ha expresado su preocupación dadas expectativas de que la epidemia aún se cobrará muchas vidas antes de ser controlada y la mayoría serán niños.

"Cientos de niños han muerto y se espera que la cifra aumente. La estación de lluvias ha comenzado tarde este año y se prolongará durante este mes creando el ambiente propicio para la reproducción de los mosquitos que transmiten el dengue", ha alertado el director general de Save The Children en Filipinas, Albert Muyot.

Los niños son especialmente vulnerables porque sus sistemas inmunológicos son más débiles y tienden a pasar más tiempo en el exterior jugando, por lo que están más expuestos a las picaduras de mosquitos. Además, "las escuelas en particular son un criadero de dengue, porque suelen mantener las ventanas abiertas y no hay repelente para mosquitos", ha advertido Muyot.

Save The Children ha instado a que las autoridades refuercen las campañas de información en colegios y lugares donde suele reunirse la gente para que sepan qué pasos seguir si sospechan que se han infectado. También han pedido que se intensifique la fumigación para acabar con los mosquitos adultos en las zonas más pobladas.

"Estamos trabajando con colegios y comunidades para mejorar la concienciación de cómo prever la infección", ha dicho el responsable de la organización. Ha alertado de que, para salvar vidas, los niños deben tener protección adicional, como por ejemplo llevar ropa de manga larga para reducir las posibilidades de recibir una picadura.

Este virus es más mortal si no se detecta con tiempo, por lo que Save The Children ha insistido en que se preste atención a los primeros síntomas, fiebre y dolor, y que los padres lleven a los niños inmediatamente a un hospital si tienen sospechas. La organización está ayudando a identificar y referir casos en las comunidades más vulnerables en Navotas, Caloocan y Malabón, así como en aquellas zonas musulmanas de Mindanao donde existen conflictos actualmente.

Para leer más