Los separatistas toman otras dos bases militares del Gobierno yemení en el sur

Publicado 20/08/2019 12:44:20CET
Un miembro de las fuerzas separatistas del sur rodeado de manifestantes
Un miembro de las fuerzas separatistas del sur rodeado de manifestantes - REUTERS / FAWAZ SALMAN

ADÉN (YEMEN), 20 Ago. (Reuters/EP) -

Los separatistas del sur de Yemen han tomado dos bases militares gubernamentales cerca del puerto de Adén a primera hora de este martes, desencadenando nuevos enfrentamientos entre los hasta hace poco aliados, según han informado las autoridades y residentes.

Los separatistas y el Gobierno forman parte de la coalición militar liderada por Arabia Saudí que se enfrenta a los rebeldes huthis, respaldados por Irán y que se hicieron con el control de Saná y la mayoría de las principales ciudades del país en 2014.

Pero los separatistas rompieron con el Gobierno este mes, tras tomar Adén, su sede temporal, el pasado 10 de agosto. Este martes, han tomado otras dos bases militares en Zinjibar, a unos 60 kilómetros al este de Adén, en la provincia de Abyan, según los residentes.

"Lo que está ocurriendo en Abyan es una escalada injustificada por parte del Consejo de Transición del Sur (CTS)", que aglutina a los separatistas, ha sostenido el Ministerio de Exteriores yemení.

En otro frente en el norte, la coalición saudí ha informado de bombardeos aéreos durante la noche contra objetivos militares huthis en Saná. El ataque parece ser una respuesta a los ataques de los insurgentes contra instalaciones energéticas en la vecina Arabia Saudí.

La violencia y las divisiones surgidas en la coalición podrían lastrar los esfuerzos de la ONU para lograr un acuerdo de paz que ponga fin a un conflicto que ha dejado ya decenas de miles de muertos y desencadenado la peor crisis humanitaria actual.

Arabia Saudí, que quiere que la coalición se centre en la lucha contra los huthis en su frontera, ha convocado una cumbre para resolver la disputa por Adén, pero la negativa de las fuerzas sureñas a retirarse la ha demorado.

La toma por parte de los separatistas de dos bases gubernamentales más en Abyan, provincia natal del presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi, sugiere que estos no van a dar marcha atrás.

Los combatientes del CTS se volvieron contra el Gobierno y tomaron Adén tras acusar al partido islamista Islá, aliado de Hadi, de complicidad en un ataque huthi con misil contra las fuerzas sureñas.

La división ha expuesto las diferencias entre Arabia Saudí y su principal socio de coalición, Emiratos Árabes Unidos, que financia y arma a miles efectivos de las fuerzas separatistas.

Para leer más