Serbia- El arresto de Mladic es "extremadamente peligroso", según el fiscal para crímenes de guerra de Serbia

Actualizado 12/09/2008 19:34:41 CET

Serbia- El arresto de Mladic es "extremadamente peligroso", según el fiscal para crímenes de guerra de Serbia

Actualizado 12/09/2008 19:34:41 CET

Los servicios de inteligencia serbios realizan una investigación interna por temor a que Mladic tenga infiltrados

BELGRADO, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El fiscal para crímenes de guerra de Serbia, Vladimir Vukcevic, aseguró que el arresto del que fuera Jefe de Estado Mayor del Ejército serbo-bosnio, Ratko Mladic, supondría realizar una operación "extremadamente peligrosa" debido a que dispone de guardaespaldas armados dispuestos a utilizar sus armas ante las fuerzas de seguridad.

Sin embargo, el director del equipo serbio que coopera con el Tribunal Penal Internacional para la Antiguia Yugoslavia (TPIY) para la detención de Mladic, Rasim Ljajic, informó hoy al diario 'Blic' de que la Agencia de Seguridad e Información de Serbia (BIA) está realizando una investigación interna debido a las sospechas de que el antiguo general serbo-bosnio tenga infiltrados en ella, algo que dificultaría aún más su arresto.

"Un gran número de los guardias de seguridad más cercanos a Mladic no dudaría ni un momento en usar sus armas", indicó Vukcevic en una entrevista concedida a 'Blic'. "Esa es la razón por la que el arresto de Mladic será mucho más complicada que en el caso de (el antiguo dirigente serbo-bosnio, Radovan) Karadzic", añadió.

El propio fiscal serbio informó de que según las informaciones que manejan los servicios secretos, "Mladic no tiene intención de rendirse".

Mladic es en estos momentos el hombre más buscado por las autoridades serbias, después de que Karadzic fuese arrestado el pasado mes de julio y puesto a disposición del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) de la Haya.

Desde 1995, sobre sus espaldas recae una acusación formal del TPYI por su responsabilidad en el genocidio de Serenbrica, en el que murieron 8.000 personas, y por el sitio de Sarajevo, que duró 43 meses y se cobró la vida de 14.000 personas.

El fiscal jefe de Naciones Unidas, Serge Brammertz, quien visitó Serbia esta semana, se mostró optimista respecto al arresto de Mladic y precisó que su captura era "el principal objetivo" de su visita.

BRAMMERTZ INFORMARÁ A LA UE SOBRE LA COLABORACIÓN DE SERBIA

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea se reunirán con Brammertz el próximo lunes para ser informados acerca de la colaboración prestada por las autoridades serbias al TPYI para capturar al que fuese máximo jefe militar del Ejército serbo-bosnio.

Esta cooperación es fundamental para los intereses de Serbia de ingresar en la UE. Las autoridades serbias esperan que en la reunión del próximo lunes los ministros de exteriores decidan descongelar los beneficios comerciales del acuerdo comercial firmado por la UE y Serbia el pasado mes de abril.

Sin embargo, algunos altos cargos de belgrado temen que la detención de Mladic provoque violentas protestas de los muchos seguidores que el ex militar tiene aún en Belgrado, quienes le ven como un héroe del pueblo.

MLADIC PODRÍA TENER INFILTRADOS EN LOS SERVICIOS INTELIGENCIA SERBIOS

Según informó a 'Blic' Ljajic, la BIA está realizando una investigación interna debido a las sospechas de que el antiguo general serbo-bosnio tenga infiltrados en ella, algo que aumentaría la dificultad de su arresto.

Ljajic indicó al diario de que las huellas dactilares detectadas en un formulario presentado por Mladic en 1999 para solicitar un nuevo carnet de identidad y otras pruebas habían desaparecido porque alguien se las había llevado del lugar donde se encontraban. "Aparentemente, fueron tomadas por alguien que tenía acceso al edificio", señaló el diario.

Además, Ljajic señaló que debido a la escasa colaboración del anterior Gobierno serbio con el TPIY, la investigación se estaba complicando y que aún se desconoce quién o quienes son los infiltrados de Mladic en los servicios secretos, por lo que aún podría estar recibiendo información privilegiada para eludir su detención.

Tanto Vukcevic como Ljajic aseguraron a Brammertz acerca de todas las dificultades encontradas y que habían transmitido al fiscal de la ONU la voluntad del nuevo Gobierno serbio por colaborar en su detención. Ambos se negaron a informar al diario sobre cuándo o cómo se podría producir el arresto.

"Puedo decir que la reunión fue exitosa y que Bramertz aprecia nuestros esfuerzos y los resultados alcanzados para rendir cuentas con el pasado", indicó Vokcevic.