Siria establece que Turquía debe retirar sus tropas del país para reactivar su acuerdo bilateral de seguridad

Publicado 27/01/2019 1:58:46CET
UMIT BEKTAS / REUTERS - Archivo

BEIRUT, 27 Ene. (Reuters/EP) -

El Gobierno sirio ha anunciado este sábado que está listo para reactivar un histórico acuerdo en materia de seguridad con Turquía, que normalizó las relaciones entre ambos países durante dos décadas antes de que estallase el conflicto civil en Siria. No obstante, Damasco ha puesto como condición que Ankara retire sus tropas del país y deje de apoyar a los rebeldes sirios.

A través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ejecutivo sirio ha establecido que está comprometido con los Acuerdos de Adana de 1998, que prohíben al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en Siria. El PKK es uno de los grupos más perseguidos por Turquía, que los considera una organización insurgente y terrorista.

"Siria continúa comprometida con este acuerdo y con todos los tratados relacionados con la lucha contra el terror en cualquiera de sus formas por parte de nuestros dos países", reza el comunicado.

Desde Damasco han apuntado, sin embargo, que para reavivar el acuerdo de Adana --un tema que el presidente ruso, Vladimir Putin, sacó a relucir durante su última reunión con el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, la semana pasada-- es necesario que Ankara deje de apoyar a los rebeldes que intentan acabar con el régimen del presidente sirio, Bashar Al Assad y que retire sus tropas del noroeste del país.

Turquía ha logrado obtener una nueva esfera de influencia en la provincia siria de Idlib, en el noroeste del país, que se encuentra bajo el control de varios grupos rebeldes sirios a los que apoya. Sus tropas monitorizan y controlan una zona de contención en la región establecida tras un acuerdo con Rusia e Irán.

Desde Occidente, muchos diplomáticos alegan que la propuesta de Putin de reactivar el acuerdo de Adana muestra su intención de contraponerse al mandatario norteamericano, Donald Trump, quien hizo un llamamiento recientemente para establecer una zona segura a lo largo de la frontera interior de Siria para apoyar a la población kurda.

El Gobierno sirio no ha mencionado como va a lidiar con las Unidades de Protección Popular (YPG), unas milicias kurdas que cuentan con el apoyo de Estados Unidos y que han sido uno de los principales actores en el conflicto. Turquía considera que son una rama del PKK.

Para leer más