Siria.- La oposición siria condena el cese de operaciones de la misión de observación de Naciones Unidas

Actualizado 17/06/2012 11:29:43 CET

NUEVA YORK, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los Comités de Coordinación Locales, una de las principales fomraciones de oposición al régimen de Damasco, han expresado su indignación con el "injustificable e inaceptable" cese de las operaciones de la misión de observación de Naciones Unidas en Siria que a juicio de la organización deja indefensos a los civiles atrapados en el conflicto.

"La decisión representa un fracaso de la comunidad internacional a la hora de lidiar de manera eficaz y responsable con la situación en Siria", indicó la formación en un comunicado recogido por la cadena estadounidense CNN.

"Ante la ausencia de un plan con vistas a mejorar la situación, la decisión solo permitirá más derramamiento de sangre y permitirá que el régimen gane más tiempo bajo los auspicios internacionales", manifestaron los comités.

La Misión de Supervisión de Naciones Unidas en Siria (UNSMIS) anunció ayer la suspensión de sus operaciones debido a la escalada de violencia que ha sufrido el país árabe en los diez últimos días, según ha informado el jefe de la misión, el general noruego Robert Mood.

"Los observadores no van ha realizar patrullas y permanecerán en sus destinos hasta nueva orden", ha afirmado Mood, que ha atribuido la medida a que la intensificación de la violencia impide a los observadores cumplir con su mandato.

"Esta suspensión será revisada día a día. Las operaciones se reanudarán en cuanto comprobemos que la situación es la adecuada para que desempeñemos las funciones de nuestra misión", ha agregado.

Una portavoz de la UNSMIS, Sausan Ghoseh, ha confirmado en declaraciones a la cadena panárabe Al Yazira que la violencia "de ambas partes" ha sido la que ha obligado a tomar esta decisión.

En la UNSMIS participan unos 300 observadores militares cuya función es comprobar el cumplimiento del alto el fuego previsto en el plan de paz propuesto por el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, y que entró en vigor el pasado 12 de abril.