Los socialdemócratas checos amenazan con acabar con la coalición del Gobierno en medio de una crisis política

Publicado 16/07/2019 5:36:55CET
El primer ministro de República Checa, Andrej Babis
El primer ministro de República Checa, Andrej BabisREUTERS / MICHELE TANTUSSI - Archivo

PRAGA, 16 Jul. (DPA/EP) -

El Partido Social Demócrata (CSSD) de República Checa ha aumentado este lunes la presión sobre el primer ministro, Andrej Babis, al votar para otorgar al jefe socialdemócrata, Jan Hamacek, el poder de retirarse de la coalición del Gobierno en cualquier momento.

El CSSD ha pedido durante varias semanas que su candidato, Michal Smarda, sea nombrado ministro de Cultura. Sin embargo, Babis y el presidente, Milos Zeman, han criticado la medida, a pesar de su aprobación por parte del Gobierno.

Zeman, quien tiene que aprobar todos los nombramientos ministeriales, se ha negado a aceptar la decisión del Gobierno de retirar a Antonin Stanek y reemplazarlo con Smarda.

Pavel Rychetsky, presidente del Tribunal Constitucional del país, afirmó recientemente en una radio local que la "inacción" del presidente no está de acuerdo con la Constitución del país.

Miles de checos se manifestaron en junio en Praga para exigir la dimisión del primer ministro en respuesta a un informe de la Comisión Europea que apunta a un posible conflicto de interés del jefe del Gobierno por sus negocios privados.

El principal foco de disputa gira en torno a Agrofert, un conglomerado de 250 empresas que Babis transfirió en 2017 a un fondo fiduciario. La firma recibe cada año decenas de millones de euros de fondos europeos, la mayoría de ellos ayudas agrarias que no estarían afectadas por las investigaciones en curso.

Para leer más