Publicado 29/09/2021 15:50

Los socialdemócratas nominan a Magdalena Andersson para convertirse en la primera ministra de Suecia

Archivo - La ministra de Finanzas de Suecia, Magdalena Andersson.
Archivo - La ministra de Finanzas de Suecia, Magdalena Andersson. - GOBIERNO DE SUECIA - Archivo

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los socialdemócratas suecos han nominado este martes a la actual ministra de Finanzas, Magdalena Andersson, como candidata a suceder al actual primer ministro, Stefan Lofven, abriendo la puerta a que Suecia tenga por primera vez a una mujer en el cargo.

Andersson se convierte así en la potencial sucesora del actual primer ministro, que anunció el mes pasado su dimisión, aunque primero deberá ser ratificada en el congreso del Partido Socialdemócrata previsto para noviembre, y después tendrá que recibir la luz verde del Parlamento.

En este sentido, la ministra de Finanzas ya ha aceptado la nominación de los 26 distritos del partido y ha asegurado que liderar el Partido Socialdemácrata es una "gran decisión" que requiere "tiempo y reflexión".

Durante una rueda de prensa tras la confirmación, Andersson ha explicado que su gobierno se centrará en acabar con el crimen de pandillas, fomentar el sistema de bienestar y abordar la crisis climática, según recoge 'Expressen'.

Andersson ya se perfilaba como la clara sucesora de Lofven, aunque hasta este miércoles no había habido confirmación oficial de la formación, mientras que ella misma había esquivado las preguntas sobre si estaría dispuesta a liderar el Ejecutivo.

Asimismo, y de ser aprobada por el Parlamento, Andersson tiene por delante un difícil panorama electoral, con unas elecciones convocadas para el próximo año en las que las encuestas apuntan a una victoria de la oposición conservadora, desbancando la larga tradición de los socialdemócratas de ocupar el poder.

Además tendrá que enfrentar algunos de los problemas que atraviesa Suecia, como el aumento de los tiroteos y de la violencia de pandillas, una situación ante la que Andersson se ha mostrado "atormentada".

En este contexto, Andersson, al frente de las finanzas del país desde 2014, ya ha avisado de que "la solución no son las privatizaciones, la desregulación o las ingenuas soluciones de mercado", algo por lo que se ha caracterizado a lo largo de la crisis derivada de la pandemia, adoptando medidas que han convertido a Suecia en una de las economías más estables.

Más información