Somalia empieza el año con datos esperanzadores pero la ONU anima a no bajar la guardia en la asistencia

Niños desplazados somalíes en Mogadiscio
REUTERS / FEISAL OMAR
Publicado 04/01/2019 11:15:14CET

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Somalia comienza 2019 con datos esperanzadores después de que la respuesta humanitaria sostenida y una buena estación de lluvias entre abril y julio, tras cuatro años de sequía, que ha dejado las que serían las mejores cosechas en una década, hayan permitido que el número de personas necesitadas de ayuda se haya reducido considerablemente, según los datos de la ONU.

Más de 4,2 millones de somalíes, lo que representa un tercio de la población, necesitará ayuda humanitaria y protección en 2019, una cifra que es un 34 por ciento inferior que la de 2018, cuando había 6,2 millones de personas necesitadas de ayuda.

De este total, casi dos tercios son niños y 2,6 millones de personas están desplazadas dentro del país viviendo en circunstancias difíciles y más vulnerables y necesitadas de servicios básicos, según un comunicado de la ONU.

"Incluso con las mejoras en la seguridad alimentaria no podemos permitirnos ser complacientes. Las necesidades humanitarias siguen estando por encima del nivel previo a la crisis de hace dos años", ha subrayado el coordinador humanitario de la ONU para Somalia, Peter de Clercq.

"Más de 1,5 millones de personas, en su mayoría desplazados internos y población rural, se enfrentan a niveles agudos de inseguridad alimentaria y requieren asistencia inmediata para su supervivencia", ha subrayado el responsable de la ONU.

Según De Clercq, "los niveles de desnutrición en el país se han mantenido persistentemente altos con casi un millón de niños que se espera que estén gravemente desnutridos, incluidos 173.600 con desnutrición severa aguda".

La ONU, que ha publicado el Resumen de Necesidades Humanitarias 2019, ha prevenido de que los logros "son frágiles y están amenazados por las escasas lluvias caídas durante la estación lluviosa" que va de octubre a diciembre, conocida como Deyr.

"El conflicto continuado y los golpes climáticos como la mala temporada de Deyr amenazan con revertir los logros que hicimos hasta ahora", ha prevenido igualmente De Clercq. "Hará falta apoyo internacional colectivo para sostener las operaciones de ayuda en 2019", ha reclamado.

La ONU ha solicitado 1.00 millones de dólares para cubrir las necesidades en Somalia en 2019, una cifra que supone un 27 por ciento menos con respecto a los 1.540 millones solicitados en 2018 debido a la mejora de la situación humanitaria.

Contador