Suspendida la cónsul francesa en la ciudad turca de Bodrum por vender lanchas a inmigrantes

Actualizado 12/09/2015 14:04:55 CET

PARÍS, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno francés ha anunciado la suspensión de su cargo de la cónsul honoraria en la ciudad turca de Bodrum después de que un programa de televisión desvelara que su empresa vendía lanchas a los inmigrantes y solicitantes de asilo que pretenden cruzar el Mediterráneo y llegar a Europa.

El ministro de Asuntos Exteriores francés, "Laurent Fabius ha ordenado la suspensión de la cónsul honoraria en Bodrum debido a la gravedad de las actividades que se le atribuyen", ha informado un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Romain Nadal, a través de su cuenta en Twitter.

Un reportaje con cámara oculta de la televisión France 2 emitido el viernes revela que la mujer, cuya cara aparece distorsionada, reconoce que vende las lanchas y argumenta que si no se las vende ella, otro habrá que lo haga.

"Si dejamos de hacerlo, lo hará la tienda de al lado o la de detrás. No cambia nada", alegaba la mujer, quien reconocía que el capitán del puerto y otras autoridades locales fomentaban el tráfico de seres humanos permitiendo estos viajes.

Los cónsules honorarios no tienen permitido tener un trabajo remunerado aparte del que ya tienen por representar al país en ciudades de segundo nivel con carácter voluntario, según explica el Ministerio de Exteriores en su propia web.

Según los datos de la Organización Internacional de las Migraciones, al menos 309.356 personas han llegado por mar a Grecia en lo que va de año.

Para leer más