Tecnología móvil para salvar a los pastores somalíes de los desastres climáticos

Publicado 24/11/2019 12:45:37CET
ACNUR hace llegar por avión ayuda para los miles de somalíes aislados por las inundaciones
ACNUR hace llegar por avión ayuda para los miles de somalíes aislados por las inundaciones - REUTERS / FEISAL OMAR - Archivo

El PNUD y Somalia ponen en marcha un revolucionario proyecto de alerta temprana frente a las sequías y las lluvias torrenciales

LONDRES, 24 Nov. (Thompson Reuters Foundation/EP) -

Cientos de miles de somalíes contarán a partir de 2021 con un nuevo sistema de alerta contra sequías e inundaciones a través de su teléfono móvil gracias a un nuevo y revolucionario proyecto del Gobierno somalí en colaboración con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Si bien estos sistemass de alerta son comunes en el mundo desarrollado, ésta se trata de la primera vez que se tiene constancia de un programa de este calibre en el África subsahariana, donde el móvil se ha convertido en una herramienta imprescindible para la supervivencia de comunidades tradicionales.

Entre ellas se encuentran los pastores somalíes, que conforman nada menos que el 60 por ciento de la población, y que son los primeros afectados por los desastres climáticos que azotan al país africano, doblemente por la extraordinaria inversión que hacen en su modo de vida.

"La muerte de sus animales les supone una pérdida económica casi incontable", explica el investigador de la universidad de Santa Bárbara (California, Estados Unidos), Chris Funk, quien ha recordado proyectos similares en Etiopía o Kenia que dependían de la información recabada por la ONG Oxfam.

Este proyecto, sin embargo, pretende ser un paso adelante. Con un presupuesto estimado en 10 millones de dólares, la intención es crear una aplicación que proporcione a sus usuarios una antelación sin precedentes a la hora de protegerse, gracias a la recolección de datos por satélite.

Aunque pudiera parecer lo contrario, la expansión de esta aplicación es el menor de los problemas. Somalia goza de una extraordinaria cobertura y siete de cada diez ciudadanos tienen teléfono móvil. "Se puede decir con seguridad que la mitad de las comunidades de pastores tienen acceso a esta tecnología", ha explicado el especialista del PNUD Abdul Qarif Rafiq.

El objetivo final: impedir catástrofes como la ocurrida el mes pasado en la localidad de Beledweyne, escenario del desbordamiento del río Shabelle y el consiguiente desplazamiento forzado de 230.000 personas que terminaron de perder lo que les quedaba tras la sequía de meses previos, y que acabó con una repentina serie de lluvias torrenciales.

Con la nueva información, estas comunidades de pastores podrán desplazarse con tiempo a reservas de agua en caso de sequía, o a zonas secas ante el peligro de inundaciones, así como tomar nota de proyectos hídricos en desarrollo o nuevas técnicas de gestión ganadera.

EL PROBLEMA DE LA SOSTENIBILIDAD

El mayor obstáculo al que se enfrenta este proyecto, juzgan sus responsables, es el de la sostenibilidad. Es necesario, apuntan, un compromiso a largo plazo y recomiendan para ello la intervención del sector privado, como dice la directora adjunta del departamento climático del Instituto de Recursos Mundiales, Rebecca Carter.

En este sentido, las empresas de telefonía móvil de 30 países africanos han firmado la llamada Carta de Conectividad Humanitaria, una normativa que regula su funcionamiento en situaciones de desastre.

Por ejemplo, la operadora Vodacom, firmante de este acuerdo, instaló hace tres años un repetidor en el campo de refugiados tanzano de Nyangarusu, una estructura similar a la que compañías como Airtel, Halotel o Tigo pretenden instalar en campamentos de Uganda, y esperan repetir en Somalia.

Contador

Para leer más