El tifón 'Melor' deja en Filipinas 34 muertos

Actualizado 19/12/2015 7:30:32 CET
Damaged houses and debris are seen after strong winds and heavy rains brought by
STRINGER PHILIPPINES / REUTER

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un total de 34 personas han muerto tras el paso del tifón 'Melor' --también conocido como 'Nona'-- por las regiones de Luzón y Visayas, de Filipinas, cifras que han sido confirmadas este mismo sábado, según ha informado la cadena de televisión local GMA.

El Consejo Nacional de Gestión y Reducción de Riesgo en Desastres ha anunciado que 13 de las 34 muertes se han registrado en Mimaropa, otras cinco en el valle del Cagayán, tres en Calabarzón, cuatro en Bicol, ocho en el este de Visayas y otra en Metro Manila. El jefe dek centro, Alexander Pama, también ha afirmado que cinco personas siguen desaparecidas y que otras 24 han resultado heridas.

En las zonas de Luzón Central, Calabarzón, Mimaropa, Bicol, este de Visayas y CAR continúan inaccesibles al menos 42 carreteras y 21 puentes. Asimismo, ocho ciudades y 45 municipalidades aún están experimentando interrupciones eléctricas, debido a los daños en los generadores provocados por los fuertes vientos del 'Melor'.

El presidente filipino, Benigno Aquino, ha declarado el estado de calamidad nacional tras la devastación provocada por el tifón.

AFECTADOS Y EVACUADOS

El centro ha indicado que, a las 8.00 horas de la mañana --hora local-- un total de 75.573 familias filipinas, es decir, 362. 753 personas, seguían evacuadas en varios centros repartidos en 13 provincias en Luzón Central, Calabarzón, Mimaropa, Bicol y Visayas este. Los fuertes vientos del 'Melor' han dañado, además, 166.552 viviendas.

Mientras, Pama ha asegurado que otras 2.076 familias --casi 10.000 personas-- han sido evacuadas de forma preventiva en las zonas de Surigao del Sur, Surigao del Norte, Agusán del Sur, Agusán del Norte, isla Dinagat, Misamis occidental, Misamis oriental, Bukidnón, Lanao del norte y Davao oriental, en preparación para el ciclón tropical 'Onyok', que se debilitó tras tocar tierra sobre Manay y Davao oriental el viernes por la noche.

Para leer más