Actualizado 21/04/2012 20:23 CET

Los trabajos para retirar el crucero 'Costa Concordia' empezarán en mayo

ROMA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El proyecto aprobado para retirar de la Isla de Giglio los restos del crucero naufragado 'Costa Concordia', propiedad de la naviera italiana Costa Crociere, prevé que comiencen los trabajos a principios de mayo, aunque está sujeto a la aprobación final de las autoridades italianas y estima que duren 12 meses aproximadamente, según ha anunciado este sábado Costa Crociere y la Oficina del Comisionado para la Emergencia del Costa Concordia.

"Estamos muy contentos de poder anunciar otro paso importante para rescatar los restos del naufragio de la Isla de Giglio", ha dicho el Presidente y CEO de Costa Crociere S.p.A Pier Luigi Foschi. "Igual que ocurrió con la retirada del combustible, hemos tratado de identificar la mejor solución para salvaguardar la isla y su entorno marino y para proteger su turismo".

El plan indica que una vez reflotado el buque será remolcado a un puerto italiano y tratado de acuerdo con los requerimientos de las autoridades italianas. La principal base de operaciones estará ubicada en tierra firme, en los alrededores de Civitavecchia, donde se almacenarán el equipo y los materiales, evitando de esta forma cualquier impacto en las actividades portuarias de Giglio.

También se han incluido medidas para salvaguardar el turismo y la economía de la Isla de Giglio y según afirma el comunicado la presencia de los operarios de salvamento no tendrá un impacto significativo en la disponibilidad hotelera de la isla durante la temporada de verano.

Las operaciones tienen una serie de prioridades como es la protección medioambiental, por lo que después de completar los trabajos principales se procederá a limpiar el fondo del mar y a replantar la flora marina.

El proceso para la extracción de combustible se completó con éxito el 24 de marzo. "Nos gustaría dar las gracias a Smit Salvage y Tito Neri por el éxito de las operaciones de extracción de combustible y cuidado" ha añadido Foschi.

Las operaciones "de cuidado", que incluyeron la limpieza del lecho marino y la retirada de escombros causados por el incidente, continuarán hasta que comiencen los trabajos de retirada.

La empresa que ha presentado el proyecto y que se hará cargo de la retirada del barco es Titan Salvage, una empresa de capital americano que forma parte del Grupo Crowley y es especialista en salvamento marítimo y retirada de barcos hundidos. Salvage trabajará junto con la firma italiana Micoperi conocido contratista de servicios marítimos italiano especializada en construcción e ingeniería submarinas.

El plan, que fue seleccionado por un Equipo de Evaluación formado por especialistas de Costa Crociere, Carnival Corporation & plc, London Offshore Consultants y el club Standard P&, cumplía con los principales objetivos incluidos en las especificaciones de la oferta: retirada del barco de una pieza, mínimo riesgo, mínimo impacto medioambiental, protección de la economía y el turismo de Giglio y máxima seguridad en los trabajos.