27 de febrero de 2020
 
Publicado 20/12/2018 19:24:18CET

Un tribunal de Alemania revoca parcialmente la condena contra un antiguo líder de las FDLR

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Alemania ha anunciado este jueves su decisión de revocar parcialmente la condena contra un antiguo líder de un grupo rebelde ruandés por cometer crímenes de guerra en República Democrática del Congo (RDC).

El tribunal, con sede en la ciudad de Karlsruhe, ha ordenado revisar la condena a trece años de cárcel contra Ignace Murwanashyaka --antiguo líder de la rama política de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR)-- por su papel en crímenes de guerra.

El hombre nació en Ruanda y vive en Alemania desde los años ochenta. En el país europeo fue el principal representante internacional de las FDLR y coordinó sus actividades, estando en contacto con la cúpula del grupo en Ruanda.

Las FDLR huyeron a RDC tras el genocidio de 1994 en Ruanda, en el que murieron 800.000 tutsis y hutus moderados. El grupo ha sido responsable de la muerte de centenares de personas en ataques ejecutados desde entonces en territorio congoleño.

Así, ha sostenido que no existen pruebas sustanciales que respalden la condena, emitida por la responsabilidad de Murwanashyaka en varios ataques perpetrados en RDC en 2008 y 2009, que se saldaron con decenas de muertos.

Por ello, ha ordenado que se repita el juicio contra él por estos cargos, si bien ha confirmado su condena como líder de una organización terrorista. Asimismo, ha ratificado la sentencia a ocho años de cárcel contra su 'número dos', Straton Musoni, según el diario alemán 'Zeit'.

Musoni vivía junto a Murwanashyaka en Baden-Wurttemberg desde finales de los ochenta. Ambos fueron detenidos en 2009 y condenados en 2015 por su papel en la estructura del citado grupo armado.

La presencia de las FDLR en el este de RDC es uno de los factores fundamentales del conflicto en el país, que se ha saldado hasta la fecha con alrededor de cinco millones de muertos.

El grupo fue establecido por hutus acusados de participar en el genocidio en Ruanda en 1994 y que posteriormente establecieron su base en RDC, convirtiéndose en uno de los grupos rebeldes más poderosos del país.