Actualizado 26/06/2014 20:34 CET

Un tribunal indio llama a declarar a Sonia Gandhi y a su hijo

NUEVA DELHI, 26 Jun. (Reuters/EP) -

   Un tribunal indio ha citado este jueves a Sonia Gandhi y a su hijo Rahul para que respondan por las acusaciones sobre la utilización de 15 millones dólares (más de 11 millones de euros) de los fondos del Partido del Congreso para beneficio personal.

   El demandante en el caso contra los Ghandi y dos de sus colegas es Subramanian Swamy, un miembro del Partido Bharatiya Janata (BJP), que derrocó a la coalición dirigida por el Partido del Congreso.

   Aunque desde el Partido del Congreso no han querido hacer comentarios porque todavía no han recibido la orden judicial, el portavoz, Ahmad Shakeel, ha cuestionado la credibilidad de Swamy, que ha atacado varias veces a los Gandhi. "Todo el mundo conoce las credenciales de Swamy, así que no tenemos nada de lo que preocuparnos", ha dicho Shakeel.

    Swamy acusa a los Gandhi de crear una empresa llamada Young Indian Company para comprar la Associated Journals Limited, fundada y editada por Jawaharlal Nehru, bisabuelo de Rahul, antes de convertirse en primer ministro de India tras la independencia.

   La Associated Journals Limited cerró en 2008 con una deuda de cerca de 15 millones de dólares. Swamy sostiene que los Gandhi se hicieron con esta compañía utilizando los fondos del partido, aunque supuestamente la Associated Journals tenía ingresos de al menos 335 millones (más de 246 millones de euros).

   Motilal Vora, miembro del Partido del Congreso, dirigió la Associated Journals y después se ha convertido en un inversor de la Young Indian Company, según las acusaciones.

   Swamy ha alegado que la Young Indian Company entonces poseía todas las acciones en Associated Journals y alquilaba sus propiedades para beneficiar a sus inversores, incluidos Rahul y Sonia Gandhi, que juntos controlaban el 76  por ciento.

   "Parece que la Young Indian Company fue creada, en realidad, como una farsa o una tapadera para convertir el dinero público en personal o con el propósito de utilizarla como vehículo para adquirir el control sobre 20.000 millones de rupias (unos 244 millones de euros) en acciones", según la orden judicial.

   Los Gandhi son los abanderados de una dinastía que ha dirigido India durante más de 67 años desde la independencia, pero el partido sufrió su peor derrota en las últimas elecciones, en las que el BJP de Narendra Modi llegó al poder.