Un tribunal sudafricano condena a cuatro hombres por el intento de asesinato de un exgeneral ruandés

Actualizado 05/07/2015 8:47:41 CET

JOHANESBURGO, 10 Sep. (Reuters/EP) -

Un tribunal de Sudáfrica ha condenado a ocho años de cárcel a los cuatro hombres acusados de intento de asesinato de un exiliado crítico con el presidente de Ruanda, Paul Kagame, aunque el magistrado ha aclarado que no eran los principales culpables.

El exgeneral del Ejército de Ruanda Faustin Kayumba Nyamwasa sobrevivió a un disparo en el estómago mientras conducía hacia su casa en Johanesburgo en 2010, el mismo año en que tuvo que abandonar Ruanda tras enfrentarse a su exaliado Kagame. Ruanda ha negado varias veces las acusaciones.

Los dos ruandeses y los dos tanzanos declarados culpables de disparar a Nyamwasa sonrieron al conocer que se les aplicaría una condena de ocho años, y no quince como pedían los fiscales. El magistrado Stanley Mkhari dijo que los cuatro hombres no eran "los principales culpables en este asunto" y les pidió que se presentaran ante él "con toda la gente que dispuso el dinero y que había pagado para que cometieran los delitos".

Mkhari aseguró que había tenido en cuenta que los cuatro, Amani Uriwane y Sady Abdou, de Ruanda, y Hassan Mohammedi Nduli y Hemedi Dendengo Sefu, de Tanzania, habían estado bajo custodia desde el tiroteo.

Por su parte, Nyamwasa ha reconocido a los periodistas que, a pesar de todo, estaba feliz con la sentencia, pero que él y otros muchos exiliados ruandeses todavía se sentían inseguros. "Hay miedo por las vidas de muchos ruandeses, de aquellos que han recibido asilo aquí en Sudáfrica, de aquellos que han recibido asilo en otras muchas partes del mundo, e incluso más, de aquellos que permanecen en el país", ha confesado.

En marzo, un grupo de hombres armados asaltó la casa vacía de Nyamwasa, meses antes, el exialiado y exjefe de la Inteligencia ruandesa fue encontrado estrangulado en una lujosa habitación de hotel de Johanesburgo. Ante estos acontecimientos, el ministro de Justicia de Sudáfrica, Jeff Radebe, ha advertido a Ruanda de que Sudáfrica no es un "trampolín para cometer actividads ilegales".

Sudáfrica expulsó a tres diplomáticos ruandeses por el incidente en la casa de Nyamwasa. Ruanda hizo lo mismo con otros seis y añadió que Sudáfrica no había demostrado ninguna prueba de su participación. Kigali ha menospreciado las acusaciones de Nyamwasa y otros exiliados, pero ha acusado a Pretoria de dar asilo a "disidentes responsables de los ataques terroristas en Ruanda".

Para leer más