El Tribunal Supremo declara nula la reincorporación de Venezuela al tratado de defensa regional

Publicado 27/07/2019 13:11:42CET
El presidente del TSJ, Maikel Moreno, y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
El presidente del TSJ, Maikel Moreno, y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro - REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS - Archivo

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ha declarado este sábado la "nulidad absoluta" de la decisión de la Asamblea Nacional de reincorporar al país al Tratado Internacional de Asistencia Recíproca (TIAR), un acuerdo regional en materia de defensa que incluye una cláusula de defensa colectiva.

"La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró la nulidad absoluta y la carencia de efectos jurídicos del acuerdo de la Asamblea Nacional en desacato mediante el cual pretende la reincorporación de la República Bolivariana de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca", ha informado el TSJ en un comunicado.

El TSJ ha basado su decisión en el artículo 236 de la Constitución, según el cual "son atribuciones y obligaciones del presidente de la República dirigir las relaciones exteriores y celebrar y ratificar los tratados, convenidos o acuerdos internacionales". A este respecto, ha recordado que el actual mandatario, Nicolás Maduro, ordenó la salida de Venezuela del TIAR, que se hizo efectiva el pasado 27 de abril.

"Por ello, resulta nula, carente de validez y eficacia jurídica la pretendida reincorporación de Venezuela al TIAR y, en consecuencia, cualquier actuación que se realice con la finalidad de aplicar dicho tratado debe ser considerada un acto hostil a la soberanía nacional y una agresión al territorio, al pueblo venezolano, a la paz y al Derecho Internacional", ha subrayado.

El autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, inició en mayo el proceso para volver al TIAR. La Asamblea Nacional, dirigida por el líder opositor, aprobó el pasado martes la reincorporación del país al acuerdo regional.

El también conocido como Tratado de Río, del que Venezuela se retiró al mismo tiempo que Ecuador, Bolivia y Nicaragua, recoge una especie de cláusula de defensa colectiva que permitiría actuar a los demás países firmantes en caso de una agresión contra uno de ellos.

"Un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado americano será considerado como un ataque contra todos los estados americanos", indica. "En consecuencia, cada una de dichas partes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque, en ejercicio del derecho de legítima defensa individual o colectiva", aclara.

El regreso de Venezuela al TIAR es relevante en un contexto en el que Estados Unidos, principal socio internacional de Guaidó, ha reiterado una y otra vez que "todas las opciones están sobre la mesa", incluyendo expresamente la militar, algo a lo que los países latinoamericanos se oponen.

CRISIS POLÍTICA

La crisis política en Venezuela se agravó el 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018 fueron un fraude.

En respuesta, Guaidó se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la "usurpación", crear un gobierno de transición y celebrar "elecciones libres". Estados Unidos, la mayoría de los países latinoamericanos y numerosos europeos, incluida España, le han reconocido como "presidente encargado".

Entretanto, más de cuatro millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años a causa de la crisis humanitaria que sufre Venezuela. Naciones Unidas ha advertido de que, si la tendencia continúa, a final de 2019 podrían sumar más de cinco millones.

Para leer más