5 de abril de 2020
 
Publicado 26/03/2020 18:54:11 +01:00CET

Las tropas de EEUU abandonan una segunda base de Irak y entregan el control a las fuerzas gubernamentales

Un soldado de EEUU en la base militar de Al Qaim, situada en Irak, cerca de la frontera con Siria, durante las operaciones contra Estado Islámico en Baghuz
Un soldado de EEUU en la base militar de Al Qaim, situada en Irak, cerca de la frontera con Siria, durante las operaciones contra Estado Islámico en Baghuz - Mikki L. Sprenkle - Archivo

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de Estados Unidos han abandonado este jueves la base aérea de Al Qayara, situada en los alrededores de la ciudad iraquí de Mosul, con lo que ascienden a dos las instalaciones de las que se han retirado durante la última semana.

Myles Caggins, portavoz de la coalición que encabeza Washington, ha señalado a través de su cuenta en la red social Twitter que el control de la base ha sido traspasado al Ministerio de Defensa de Irak.

"Esta transferencia, planeada hace mucho, ha sido coordinada con las fuerzas de seguridad de Irak debido a sus éxitos en la campaña contra Estado Islámico", ha sostenido.

La coalición ha publicado un gráfico informativo en el que detalla que en la base había cerca de 800 militares y un equipamiento por valor de 1,7 millones de dólares.

Por su parte, el Ministerio de Defensa iraquí ha resaltado a través de Twitter que "la Fuerza Aérea de Irak asume el mando total de la base de Al Qayara, en Nínive, tras la retirada de las fuerzas de la coalición".

La base fue ocupada en 2014 por Estado Islámico y recapturada por las fuerzas iraquíes durante la ofensiva de 2016 contra el grupo yihadista. Desde entonces sirvió como puesto para el lanzamiento de ataques durante las operaciones contra Estado Islámico en Irak.

El traspaso del control de esta base ha llegado un día después de que el Ejército iraquí asegurara que Francia ha retirado las tropas que tenía integradas en la coalición internacional.

RETIRADA DE AL QAIM

Asimismo, las fuerzas estadounidenses abandonaron la semana pasada la base de Al Qaim, situada cerca de la frontera con Siria, en lo que el Ejército iraquí describió como un primer paso hacia la salida de la totalidad de sus tropas del país.

La base había sido utilizada por la coalición liderada por Estados Unidos desde 2017 para dar entrenamiento y asesoría a las fuerzas de seguridad iraquíes en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

Asimismo, fue utilizada para llevar a cabo operaciones aéreas contra los yihadistas en el que fue su último bastión en Siria, la localidad de Baghuz, de donde fueron finalmente expulsados en marzo de 2019 por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

La coalición afirmó que la retirada de las fuerzas de Al Qaim y su entrega a las fuerzas iraquíes se debía a "los éxitos en la lucha contra Estado Islámico", al tiempo que resaltó que "reubicará y consolidará personal y equipamiento desde varias bases durante 2020".

El Parlamento de Irak aprobó en enero una moción exigiendo la retirada de las tropas internacionales tras la murete del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, en un bombardeo ejecutado por Estados Unidos en Bagdad.

El Gobierno suspendió temporalmente la coordinación contra la coalición, retomada varias semanas después para mantener las operaciones contra Estado Islámico, que ha incrementado recientemente sus ataques en el país.

Contador

Para leer más