Trudeau asegura que analizará todas las opciones ante el aumento de los incidentes armados en Canadá

Justin Trudeau
REUTERS / CHRIS WATTIE - Archivo
Publicado 30/07/2018 23:29:15CET

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha asegurado este lunes que analizará todas las opciones para hacer frente a los incidentes armados, después del tiroteo del 15 de julio en Toronto, antes de recalcar que no descarta prohibir la posesión de armas de fuego.

"Estamos analizando un abanico amplio de cosas. Tomaremos la decisión correcta para el largo plazo, no para el corto", ha dicho, tras acudir al funeral de una joven muerta en el citado tiroteo, según ha informado la cadena de televisión local CBC.

"La gente tiene que estar segura y tenemos que tomar las medidas adecuadas para ello", ha señalado, al tiempo que ha desvelado que el Gobierno "está analizando lo que se ha hecho en todo el mundo".

El tiroteo reactivó el debate en Canadá sobre el control de armas y el Ayuntamiento de Toronto aprobó una moción pidiendo al Ejecutivo federal que prohibiera la venta de armas en la ciudad.

El grupo yihadista Estado Islámico reivindicó la autoría del tiroteo, que se saldó con dos muertos y trece heridos, según la agencia de noticias AMAQ, vinculada a la organización terrorista.

Sin embargo, el jefe de la Policía de Toronto, Mark Saunders, manifestó horas después que "en estos momentos no hay pruebas que respalden estas informaciones".

La Unidad Especial de Investigación (SIU, por sus siglas en inglés) de Canadá ha identificado al atacante como Faisal Hussain, de 29 años, y ha registrado su casa, ubicada en el vecindario de Thorncliffe Park.

La familia ha lamentado lo sucedido. "No imaginamos nunca que éste sería su devastador y destructivo final", reza el comunicado de la familia.

El suceso ocurrió en una zona residencial popular por sus numerosos cafés y restaurantes. Hussain abrió fuego contra los transeúntes en la Avenida Danforth, dejando dos muertos, incluida una niña de diez años, y trece heridos.

La Policía lo localizó en la calle Bowden, donde su produjo un pequeño tiroteo. El sospechoso logró huir y fue encontrado poco después en la misma Avenida Danforth sin vida. Las primeras pesquisas indican que se suicidó pero la SIU no ha llegado a una conclusión definitiva.

Aunque la Policía subrayó que no descartaba ninguna posibilidad, el alcalde de Toronto, John Tory, atribuyó lo ocurrido a "un problema de armas". "Las armas están demasiado disponibles para demasiada gente", dijo en una rueda de prensa. "Es casi inconcebible que cosas así puedan pasar", declaró.

Toronto ha sufrido un aumento de la violencia armada en el último año. En 2018 ya se han producido 26 muertes por esta causa, un 53 por ciento más que en 2017, de acuerdo con datos publicados por la Policía a mediados de julio. El Gobierno municipal ha desplegado 200 agentes para contener los tiroteos, atribuidos a una pugna entre bandas criminales.