Trump da marcha atrás en sus amenazas con atacar patrimonio cultural de Irán si estalla un conflicto

Publicado 07/01/2020 21:46:01CET
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump - Michael Laughlin

Recalca que Soleimani era "un monstruo" que preparaba "un ataque muy grande"

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado marcha atrás este martes en sus amenazas sobre atacar patrimonio cultural de Irán si estalla un conflicto y ha recalcado que "le gusta obedecer la ley".

Trump indicó en una serie de mensajes en Twitter que Estados Unidos ha identificado 52 objetivos iraníes, "algunos de ellos de muy alto nivel e importantes para Irán y la cultura iraní", y que estos "serán golpeados muy rápido y muy duro" en caso de conflicto.

Las leyes de guerra prohíben los ataques deliberados contra objetivos civiles que no sean utilizados para propósitos militares y contemplan que aquellos que ordenen o ejecuten estos ataques son responsables de crímenes de guerra.

"Se les permite matar a nuestra gente, mutilar a nuestra gente. Se les permite hacer volar por los aires todo lo que tenemos y nada les detiene. Nosotros, según varias leyes, tenemos que ser muy cuidadosos con su patrimonio cultural", ha dicho.

"¿Y saben qué? Si esa es la ley, me gusta obedecer la ley. Pero piensen sobre ello: matan a nuestra gente, hacen volar a nuestra gente por los aires y luego tenemos que ser muy gentiles con sus instituciones culturales", ha criticado.

Pese a ello, el mandatario estadounidense ha subrayado que "le parece bien". "Diré esto: si Irán hace algo que no debiera hacer, van a sufrir las consecuencias muy firmemente".

Asimismo, ha vuelto a defender el asesinato del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, y ha resaltado que "su pasado era horrible". "Era un terrorista", ha manifestado.

"Fue designado como tal por el (ex) presidente (Barack) Obama. Como saben, se supone que ni siquiera podía salir de su propio país", ha dicho, al tiempo que le ha acusado de estar detrás del ataque ejecutado a finales de diciembre contra una base militar situada en los alrededores de la ciudad de Kirkuk, que se saldó con la murete de un contratista estadounidense y con varios militares iraquíes y estadounidenses heridos.

Trump ha resaltado que Soleimani se encontraba "con el líder de Hezbolá" en el momento del ataque, en aparente referencia a Abú Mahdi al Muhandis, 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) y líder de la milicia iraquí Kataib Hezbolá.

Estados Unidos acusó a Kataib Hezbolá del citado ataque contra la base cerca de Kirkuk y respondió días después bombardeando posiciones de la milicia en Siria e Irak, ataques que se saldaron con la muerte de 25 milicianos.

Tras ello, milicianos y manifestantes se concentraron frente a la Embajada estadounidense en la capital iraquí, Bagdad, y atacaron el edificio, incendiando parte de las instalaciones en el perímetro de seguridad.

SOLEIMANI ERA "UN MONSTRUO"

Por ello, Trump ha resaltado que Soleimani y Al Muhandis "no se encontraban para discutir unas vacaciones". "No estaban allí para ir a un bonito 'resort' en Bagdad. Estaban allí para discutir sus negocios", ha agregado.

"Salvamos muchas vidas al acabar con su vida, se salvaron muchas vidas. Estaban planeando algo y escucharán sobre ello, o al menos varias personas en el Congreso lo escucharán mañana", ha dicho, sin dar más detalles al respecto.

Así, ha resaltado que estos supuestos planes de Soleimani "están clasificados", antes de describir a Soleimani como "un monstruo". "Ya no es un monstruo. Está muerto, y eso es algo bueno para muchos países", ha reiterado.

"Estaba planeando un ataque muy grande, un ataque muy malo para nosotros y otras personas, y le detuvimos. No creo que nadie pueda quejarse por ello", ha manifestado el presidente estadounidense, quien ha aprovechado para criticar a los demócratas por su postura sobre el bombardeo.

"No escucho a mucha gente quejarse, más allá de políticos que están intentando hacerse con la Presidencia. Esos son los que se quejan, pero no escucho a nadie más quejarse", ha zanjado.

Por último, ha asegurado que las autoridades estadounidenses "están totalmente preparadas" para cualquier ataque por parte de Irán en respuesta por la muerte de Soleimani.

Contador

Para leer más