Turquía anuncia la detención de trece presuntos miembros del PKK que planeaban diversos ataques

Soldados turcos en el distrito de Cizre, provincia de Sirnak
SERTAC KAYAR / REUTERS - Archivo
Publicado 19/10/2018 20:21:59CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Turquía han anunciado este viernes la detención de trece presuntos integrantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) que planeaban ataques contra objetivos de la Policía, la Gendarmería y altos funcionarios.

La oficina del gobernador de la provincia de Sanliurfa ha señalado que entre los objetivos estaría el parlamentario del gubernamental Partido Justicia y Desarrollo (AKP) Ibrahim Halil Yildiz, según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

Yildiz escapó ileso en junio a un ataque perpetrado el 14 de junio contra un acto de campaña de la formación en la provincia de Sanliurfa (este), que se saldó con cuatro muertos --entre ellos su hermano-- y ocho heridos.

Los medios locales informaron de que Yildiz estaba visitando un mercado en la localidad de Suruc cuando fue increpado por varias personas. La disputa verbal se enconó y varios de los presentes sacaron armas y otros objetos pesados para atacar al parlamentario y su delegación.

Yildiz aseguró posteriormente que los atacantes dijeron apoyar al PKK y le preguntaron el por qué de su presencia en la zona para un acto de campaña. "Por eso empezó la disputa. Atacaron nuestra delegación con rifles y me fui", dijo.

El Ejército turco ha intensificado sus operaciones contra el PKK tanto en el país como en el norte de Irak --donde la formación cuenta con numerosas bases-- desde que quedó roto el alto el fuego entre el Gobierno y el grupo armado en julio de 2015.

El 3 de octubre, el Parlamento del país aprobó prorrogar un año la autorización a las operaciones militares transfronterizas en Irak y Siria, llevadas a cabo contra grupos armados kurdos como el PKK y las Unidades de Protección Popular (YPG).

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció a mediados de julio el inicio de operaciones contra el PKK en las regiones iraquíes de Kandil y Sinyar (norte). Ankara ha llevado a cabo bombardeos frecuentes en el país vecino en los últimos meses.

La ruptura del alto el fuego tuvo lugar poco después de que Gobierno y guerrilla firmaran los conocidos como acuerdos de Dolmahbace para avanzar en las conversaciones de paz y tras la histórica entrada en el Parlamento turco del pro kurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP).

Más de 40.000 personas, en su mayoría kurdos, han muerto desde que el PKK se alzó en armas contra las fuerzas gubernamentales en 1984. El grupo está considerado organización terrorista por Turquía, la UE y Estados Unidos.