Actualizado 23/09/2015 15:58 CET

Tusk pide a los 28 dejar atrás "las disputas y el caos" para un plan común sobre refugiados

Donald Tusk
ERIC VIDAL / REUTERS

BRUSELAS, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha pedido a los líderes europeos que dejen atrás las "disputas" y el "caos" de las negociaciones de las últimas semanas para reubicar a demandantes de asilo dentro de la Unión Europea, y ha abogado por un "plan común" para encarar la crisis de refugiados.

"Hoy debemos preparar un plan concreto en lugar de las disputas y el caos que hemos visto en las últimas semanas y debe ser un plan común, nadie quedará en minoría", ha declarado a la prensa en Bruselas, horas antes de que dé inicio a la cena informal de jefes de Estado y de Gobierno que ha convocado con carácter extraordinario.

Una respuesta común es "mejor que nada", ha añadido, después de considerar que las conversaciones en el seno de la UE han llegado a un "punto crítico" y que es necesario "acabar el ciclo de recriminaciones mutuas y malentendidas".

Tusk ha considerado que el asunto "más urgente" es examinar el modo de "recuperar el control" de las fronteras exteriores de la Unión Europea, en un momento en el que la llegada de refugiados aumenta drásticamente. "Estamos hablando de millones de potenciales refugiados intentando llegar a Europa, no cientos de miles", ha indicado.

"Está en juego el futuro de (el Tratado) de Schengen", ha insistido el presidente del Consejo, para subrayar la necesidad de reforzar la vigilancia de las fronteras exteriores. "Si no, no tiene sentido tampoco hablar de una política europea de migración común", según ha dicho.

Por ello, Tusk quiere que los líderes europeos aborden este miércoles medidas a corto plazo, como incrementar las ayudas para acoger y asistir a los refugiados en los países de la región, en especial Turquía, Jordania y Líbano, que tienen en su territorio a millones de sirios que han escapado del conflicto en su país.

Para un mayor control de las fronteras exteriores de la UE, Tusk apuesta por más medios para la agencia europea de control de fronteras (Frontex) y otros órganos europeos como Europol.

"Estas medidas no acabarán con la crisis pero son pasos necesarios en la buena dirección", ha concluido.

Para leer más