Actualizado 15/12/2021 22:55 CET

La UE insiste en que responderá a una agresión rusa pero descarta sanciones preventivas

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski - Dario Pignatelli/EU Council/dpa

Zelenski pide a los líderes europeos adoptar sanciones antes de que estalle el conflicto y abre la puerta al diálogo con Moscú

BRUSELAS, 15 (EUROPA PRESS)

Los líderes de la Unión Europea han reiterado este miércoles el mensaje de aviso a Rusia de que cualquier agresión contra Ucrania tendrá "grandes consecuencias", aunque ha descartado por el momento sanciones preventivas como ha pedido el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, durante la cumbre UE-Asociación Oriental.

La reunión entre los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete y sus homólogos de Armenia, Azerbaiyán, Moldavia, Georgia y Ucrania, ha servido para que el bloque europeo insista en el apoyo a la integridad territorial y soberanía de Kiev, después de que el despliegue militar ruso en la frontera haya hecho saltar las alarmas sobre una nueva invasión rusa sobre el país vecino.

"Tenemos sanciones en marcha y estamos listos para tomar más medidas adicionales. Tenemos una posición de respaldo firme a la integridad territorial y a la soberanía y nos estamos coordinando con aliados y tomaremos decisiones en base a lo que suceda", ha sostenido el presidente del Consejo, Charles Michel, en rueda de prensa tras el encuentro.

Aunque Michel ha recalcado que cualquier acción rusa contra Kiev acarreará "grandes consecuencias" y "un serio coste" para Moscú, ha evitado hablar de sanciones preventivas como ha solicitado el mandatario ucraniano a los socios europeos en la cumbre.

Zelenski ha reclamado a la UE medidas contra Rusia antes de que estalle un eventual conflicto y ha dejado claro que para su país "es importante que las sanciones se adopten antes y no después de que ocurra el conflicto". En todo caso, ha dicho que Ucrania se inclina por el diálogo para resolver esta crisis y ha afeado que no existe "voluntad" por parte de Moscú de negociar.

Por su lado, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha insistido en que la UE está lista para responder a una agresión rusa, asegurando que cualquier paso en esta dirección tendra "un coste severo y consecuencias serias".

A pesar del mensaje de aviso a Moscú, tanto Michel como Von der Leyen han subrayado que existen canales de diplomáticos con las autoridades rusas y les han pedido desescalar la situación en la frontera ucraniana y volver al formato del Cuarteto de Normandía, en el que Francia y Alemania median con Rusia y Ucrania.

En todo caso, Marin, que junto a Nausada han sido los únicos en hacer declaraciones al término de la cumbre, ha aclarado que la UE tiene "preparadas distintas posibilidades sobre la región" pero ha defendido que es mejor no entrar en supuestos.

En todo caso, sí ha aclarado que entre las posibilidades que se han abordado no ha estado el gasoducto Nordstream 2, que une a Rusia con Alemania a través del Báltico para el envío de gas y que algunos países ven con reticencia y creen que puede ser una palanca para presionar a Moscú en esta crisis.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mantenido un encuentro bilateral con Zelenski, a quien ha trasladado "el compromiso constante, coherente y consistente de España con el principio de soberanía e integridad territorial de Ucrania", según ha informado Moncloa.

AUSENCIA DE BIELORRUSIA

La UE ha dejado una silla vacía en la reunión en representación del pueblo de Bielorrusia, país englobado en la Asociación Oriental pero cuyas autoridades no reconoce el bloque europeo. Una silla que Von der Leyen ha deseado que "pronto sea ocupada por un líder democrático".

Frente a la deriva autoritaria en Bielorrusia, la presidenta comunitaria se ha comprometido a revisar las sanciones de la UE que afectan a 183 individuos y 26 entidades para garantizar que no tienen vacíos legales que pueda usar el régimen de Alexander Lukashenko, cuya reelección en 2020 la UE no reconoce.

"No debería haber vacíos legales y vamos a investigar si esto sucede. Es un trabajo ya en marcha y está claro que las sanciones deben tener un impacto", ha señalado la conservadora alemana, en línea con la petición de la opositora Svetlana Tijanovskaya.

En todo caso, la conservadora alemana ha defendido la rápida respuesta europea que ha permitido frenar el flujo de migrantes desde Oriente Próximo a Minsk --desde donde se trasladaban a varios estados miembro-- y lograr el retorno de migrantes ilegales a los países de origen.

DERECHO DE LA REGIÓN A DECIDIR SU FUTURO

En las conclusiones acordadas al término de la cumbre, los líderes han reafirmado "el derecho soberano" de estos países a "elegir el nivel de ambición y los objetivos a los que aspiran en sus relaciones con la Unión Europea".

En este sentido, han dejado claro que la suya es una asociación "constructiva, que no está dirigida contra nadie", en clara alusión a Rusia pero sin mencionarla, sino que lo que busca es "contribuir a la paz y la prosperidad de todos los países en la vecindad". "La Asociación Oriental seguirá siendo inclusiva y flexible", han asegurado.

Por otra parte, han expresado su preocupación por "la continuada desestabilización y las violaciones del Derecho Internacional en muchas partes" de la región ya que constituyen "una amenaza a la paz y la estabilidad".

Así, y sin mencionar ningún caso en concreto, han apostado por "esfuerzos renovados para promover la resolución pacífica de los conflictos sin resolver" en esta región "en base a los principios y las normas del Derecho Internacional".

Además, el texto recoge que "la UE sigue comprometida en su apoyo a la integridad territorial dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas, la independencia y la sobería de todos los socios orientales", en alusión aunque sin mencionarlo a los rumores de posible invasión rusa de Ucrania tras la concentración de tropas en la frontera ucraniana.

Con la celebración de esta cumbre, la sexta entre ambos bloques, también han querido poner de manifiesto su compromiso con la Asociación Oriental, que "permanece firmemente basada en valores comunes fundamentales e intereses mutuos" y que lo que busca es fomentar "la estabilidad, la prosperidad y la cooperación mutua" avanzando también en las "reformas necesarias".