La UE insta a Kosovo a dar marcha atrás en su polémico arancel del 10% a productos serbios

Publicado 09/11/2018 16:53:27CET

BRUSELAS, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha instado al Gobierno kosovar a dar marcha atrás en su polémica decisión de aplicar un arancel del 10% a los productos serbios que ha perjudicado el diálogo con Belgrado mediado por la UE para avanzar en la normalización de sus relaciones y viola tanto el acuerdo de libre comercio centroeuropeo (CEFTA, pos sus siglas en inglés) como el Acuerdo de Asociación y Estabilización con la UE.

"Hemos dejado muy claro que la decisión del Gobierno de Kosovo constituye una violación del CEFTA y que esperamos que Kosovo revoque esta medida", ha subrayado en rueda de prensa la portavoz de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Maja Kocijancic.

El Gobierno kosovar ha impuesto un gravamen del 10% a los productos serbio, pero también a los bosnios, por impedir el reconocimiento internacional de Kosovo.

La portavoz ha dejado claro que el arancel también "mina la cooperación regional, incluido respecto al área económica regional y no está en línea con los principios del Acuerdo de Asociación y Estabilización", una especie de preacuerdo para la adhesión al bloque sellado con la UE, aunque no prejuzga su entrada final.

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, y su homólogo kosovar, Hashim Thaçi, mantuvieron este jueves una tensa reunión en Bruselas en el marco del diálogo mediado por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, para tratar de avanzar en la normalización de sus relaciones, que es clave para que ambos progresen en su adhesión a la Unión.

Vucic advirtió de que "nadie" del Gobierno de Belgrado volverán "a Bruselas hasta que Pristina se retrotraiga de todos sus actos ilegales" al término de la reunión en declaraciones a la cadena pública serbia RTS. "Cuando alguien amenaza con enviar tropas al norte (de Kosovo, de mayoría serbia), introduce aranceles del 10 por ciento y tras diez años de firmar violan el acuerdo CEFTA ¿Cómo puede nadie esperar que acordemos nada?", lanzó el serbio.

El presidente kosovar criticó por su parte, según el portal 'Balkaninsight', la actitud "agresiva y arrogante" de Vucic durante la reunión y reiteró la posición de Pristina a favor de "lograr un acuerdo equilibrado" que permita "el reconocimiento mutuo" y "entrar en la ONU y sustituir la resolución 1244".

Mogherini ya dejó claro en la reunión que ambas partes deben "garantizar un entorno que favorezca el diálogo" y abstenerse de "retórica, acciones y medidas que son contrarias al espíritu de la normalización" y cumplir "rápidamente" sus compromisos en el marco del diálogo dado el nexo "directo" entre su normalización y "las perspectivas concretas para sus aspiraciones en la UE".

A pesar de la tensión, ambas partes, según informó el servicio diplomático europeo en un comunicado al término de la reunión, se comprometieron a seguir en contacto "en los próximos días para evaluar el seguimiento" tras discutir en su cita en Bruselas "los pasos necesarios para avanzar".

Contador