UE.- El PE dividido sobre prórroga del acuerdo de pesca con Marruecos pide condiciones más estrictas si se negocia nuevo

Actualizado 12/12/2011 21:02:54 CET

ESTRASBURGO (FRANCIA), 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento Europeo se ha mostrado dividido sobre si votar el miércoles a favor de ratificar hasta el 27 de febrero de 2012 la prórroga que de manera provisional está permitiendo a la flota comunitaria faenar en aguas gestionadas por Marruecos, si bien ha coincidido en apuntar exigencias más duras a Rabat respecto al Sáhara Occidental y a condiciones medioambientales y económicas si Bruselas negocia un nuevo régimen pesquero.

Los eurodiputados han participado en un debate este lunes, previo al voto del miércoles, en el que la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, ha pedido al hemiciclo una "señal clara" sobre cuál debe ser su posición de cara a una eventual nueva negociación con la parte marroquí. El pleno debe pronunciarse sobre la prórroga provisional y dar una posición de negociación para nuevos contactos.

La comisaria prepara una propuesta de negociación que contempla dos alternativas: dejar fuera las aguas del Sáhara Occidental o incluirlas a cambio de exigencias muy estrictas que garanticen que la excolonia española se beneficiará directamente, según fuentes de su gabinete.

Damanaki ha advertido a los eurodiputados de que "no es posible solventar un conflicto internacional a través" del pacto pesquero y que "no es fácil" preparar estas negociaciones. Pero también ha sido clara respecto a que defenderá "a brazo partido" un acuerdo rentable para la UE, que respete el principio de una pesca sostenible y que "garantice sine qua non que la población saharaui saca partido" de la actividad de la flota comunitaria.

"Si hay un nuevo acuerdo tenemos que mejorar significativamente el texto en los capítulos económico, medioambiental y político y jurídico", ha concedido la comisaria, quien después ha pedido que se tengan en cuenta las reformas democráticas que está emprendiendo el país magrebí.

Los grupos popular y socialista en la Eurocámara se han mostrado a favor de apoyar la prórroga del actual acuerdo, aunque por distintos motivos, y ambos han coincidido también en pedir una revisión más estricta de las condiciones si se negocia un nuevo pacto.

El portavoz del Partido Popular Europeo en el debate, Alain Cadec, ha considerado que el visto bueno a la prórroga facilitará "un nuevo acuerdo con nuevos criterios", mientras que, desde los socialistas europeos, Ulrike Rodust, ha opinado que el actual régimen no cumple con el Derecho internacional pero que la "única razón" para su ratificación es "no ralentizar nuevas negociaciones".

Varios eurodiputados españoles, país con mayores intereses pesqueros en este acuerdo, han intervenido en el debate con posiciones muy alejadas. La presidenta de la comisión europarlamentaria de Pesca y representante del PP, Carmen Fraga, ha lamentado la tardanza en negociar un nuevo acuerdo porque sólo crea "incertidumbre" en el sector y ha criticado que se introduzca la "cuestión política" del Sáhara occidental en un debate sobre intereses pesqueros. "Ninguno de estos problemas se va a solucionar enviando a la flota a casa", ha señalado. El también 'popular' Gabriel Mato ha pedido un acuerdo que permita a la flota comunitaria seguir faenando y ha subrayado el interés de este acuerdo especialmente para los pescadores españoles.

Por su parte, el eurodiputado de ICV, Raúl Romeva, ha expresado su rechazo y el del grupo de Los Verdes en la Eurocámara tanto a la prórroga como a un nuevo acuerdo mientras se incluya en él los recursos de la ex colonia española, porque, ha dicho, "Marruecos negocia con unos recursos que no le pertenecen".

La socialista Josefa Andrés, a su vez, ha defendido que es necesario dar el visto bueno a la prórroga porque servirá como "piedra angular" para negociar nuevas condiciones para un acuerdo "mejorado" en el área económico, el medioambiental y el social, en referencia a la situación en el Sáhara occidental. También ha destacado que no sólo España se beneficia del pacto pesquero con Marruecos ya que afecta a once Estados miembros y crea "800 empleos" directos y "miles en Marruecos, incluido el Sáhara occidental".

119 LICENCIAS PARA LA UE, LA MAYORÍA PARA ESPAÑA

Un total de tres comisiones europarlamentarias han dado su opinión sobre esta prórroga en los últimos meses y dos de ellas, la de Desarrollo y la de Presupuestos, se han mostrado en contra. No obstante, la comisión de Pesca sí ha pedido la ratificación de la extensión del acuerdo y su opinión es la vinculante en este caso y, por ende, la que se someterá al voto del Hemiciclo.

El actual convenio concede 119 licencias de pesca a los buques de la Unión Europea, un centenar de ellos españoles --en su mayoría andaluces y canarios--, a cambio de una contrapartida económica de 36,1 millones de euros.

Las dudas de los servicios jurídicos del Parlamento Europeo respecto al respeto de los Derechos Humanos de la población del Sáhara Occidental y otras polémicas por el impacto medioambiental del acuerdo y por su poca rentabilidad económica para la UE han retrasado hasta ahora la formalización de esta prórroga. Pese a todo, los buques europeos han seguido faenando en la región en virtud de un acuerdo provisional entre Bruselas y Rabat.