Publicado 09/04/2021 13:24CET

La UE reitera su preocupación por el retroceso democrático en Turquía pero evita tildar a Erdogan de dictador

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. - Dario Pignatelli/European Counci / DPA

BRUSELAS, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha insistido este viernes en su preocupación ante la deriva democrática en Turquía pero ha evitado calificar a su presidente, Recep Tayyip Erdogan, de dictador tal y como hizo el primer ministro italiano, Mario Draghi, tras el desplante a la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

"Turquía es un país con un Parlamento electo y un presidente electo. También es un país con el que tenemos una serie de preocupaciones y muchas áreas de cooperación", ha señalado el portavoz de Exteriores de la UE en rueda de prensa.

Pese a enumerar episodios que preocupan a Bruselas, como la persecución contra el prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la salida de la Convención de Estambul sobre violencia de género, el respeto a los fallos del Tribunal de Justicia de la UE o la situación de la libertad de expresión en el país, el portavoz ha reiterado que el escenario es "más complejo" y la UE "no debe calificar un sistema o un líder".

El trato que dio Ankara a la presidenta del Ejecutivo europeo durante la visita del pasado martes ha generado polémica en toda Europa. Durante la reunión, la política alemana fue relegada a un sofá, mientras Erdogan y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ocupaban dos sillones en el centro de la sala, una imagen que el primer ministro italiano criticó duramente y tachó de "humillación".

"Con estos, llamémoslos por lo que son, dictadores, con los que, sin embargo, necesitamos cooperar, es necesario ser francos al expresar nuestros puntos de vista divergentes, comportamientos y visiones de la sociedad, pero también tenemos que estar dispuestos a cooperar para garantizar los intereses de nuestro país", aseguró Draghi, al ser preguntado por el incidente.

Sus contundentes palabras han provocado la reacción de las autoridades turcas, que han convocado al embajador italiano, Massimo Gaiani, para que dé explicaciones por unos comentarios que Ankara considera "inaceptables" y "desagradables".

El titular de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, ha condenado los comentarios de Draghi y ha recordado que Erdogan es un dirigente electo. "Condenamos enérgicamente la retórica populista e inaceptable del primer ministro designado Mario Draghi y sus declaraciones desagradables sobre nuestro presidente electo", señaló en un comentario en Twitter.