Actualizado 17/03/2014 15:25 CET

La UE tacha de "ilegal" el referéndum en Crimea

Hague confía en que se sancione también a dirigentes rusos

   BRUSELAS, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE han calificado de "ilegal" el referéndum en Crimea este domingo en el que la población ha votado a favor de su anexión con Rusia y han apostado en su mayoría por aprobar sanciones como la congelación de activos y las restricciones de viaje para los responsables del agravamiento de la crisis, aunque todavía no está claro si sólo se dirigirán contra dirigentes crimeos o también rusos.

   "Hemos propuesto avanzar hacia una nueva fase de la respuesta europea con prohibiciones de viaje y congelación de activos para individuos. Esta es una de las cosas que discutiremos hoy. Tengo confianza en que encontraremos un acuerdo sobre esto", ha explicado el ministro de Exteriores británico, William Hague, a su llegada a la reunión de los Veintiocho.

   Hague ha admitido que la lista de indivuos todavía se está discutiendo pero ha confiado en que "incluya rusos, así como nombres crimeos" y "tendrán un impacto en los individuos afectados". "Lo importante es que estamos preparados para avanzar en más medidas y que habrá costes y consecuencias a largo plazo para Rusia si continúan por esta vía", ha subrayado.

   "Serán una declaración muy importante de lo que los países europeos creen sobre esto, sobre la inaceptabilidad de intentar resolver la paz en Europa en el siglo XXI con la fuerza armada, con la amenaza de la anexión, en lugar de por negociaciones y el uso del Derecho Internacional", ha apostillado, preguntado sobre la posibilidad de que las nuevas sanciones logren un cambio en Moscú.

   Hague ha dejado claro que "Reino Unido, junto con el resto de la Unión Europea no reconocerá el referéndum de Crimea "ni como legal ni como legítimo" y ha recordado que incluso Rusia se "quedó sola" en su veto a la resolución sobre Crimea en el Consejo de Seguridad de la ONU este sábado, al tiempo que ha insistido en que "todo canal diplomático sigue abierto para Rusia".

   El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, ha defendido la necesidad de "hacer prueba de gran firmeza" pero también de "evitar al mismo tiempo ir a una escalada e intentar encontrar la vía del diálogo".

   "Hoy vamos a dar una reacción que está confeccionada de tal manera que será por un lado claramente entendida en Rusia y por otro lado mantendrá vías y posibilidades abiertas para impedir una mayor escalada que puede llevar a la división de Europa", ha explicado por su parte el ministro de Exteriores alemán, Frank Walter Stenmeier.

MISIÓN DE OBSERVADORES DE LA OSCE

   El jefe de la diplomacia alemana ha defendido la necesidad de enviar "ahora y muy rápido" una misión de observadores de la OSCE al este y sur de Ucrania especialmente para "mirar muy cuidadosamente si Rusia es activa más allá de Crimea" aunque ello depende de Moscú, al que ha instado a "probar" que no buscan ampliar su presencia militar a otros puntos de Ucrania como dicen, aceptando la misión.    

   Por su parte, el ministro de Exteriores polaco, Radoslaw Sikorski, cuyo país es uno de los que piden más firmeza contra Moscú, ha dejado claro que "todos" confiaban en que Rusia rebajara la tensión y ha defendido que "Rusia no nos deja ninguna elección", preguntado si habrá sanciones contra dirigentes rusos. "Lo sabréis rápido", ha apostillado.

   El ministro de Exteriores español, José Manuel García Margallo, ha confiado en una respuesta contundente de la UE tras recordar que el referéndum en Crimea es "ilegal, nulo y sin efectos jurídicos" y ha defendido sanciones contra aquellas personas que han tenido "un mayor protagonismo" en la celebración de la consulta.

   "Vamos a centrarnos en este momento en una lista corta, donde vamos a sancionar a los responsables de esta evolución", ha explicado por su parte el ministro de Exteriores luxemburgués, Jean Asselborn, que ha avisado de que el referéndum en Crimea "no dejara indiferente a las relaciones con Rusia y la relación de Rusia con el mundo" tras recordar el aislamiento de Moscú en el Consejo de Seguridad, la dificultad del rublo y el hecho de que si la gente "teme" a Rusia ello dificultará las inversiones.

   En todo caso, el luxemburgués ha admitido que "nadie quiere intervenir militarmente" y que "hay que aceptar" los hechos sobre el terreno aunque se trate de una consulta "ilegal".

   El ministro de Asuntos Exteriores holandés, Frans Timmermans, se ha mostrado "optimista" de que se "podrá llegar a una conclusión que pueda ser apoyada por todo el mundo", aunque no ha confirmado si habrá dirigentes rusos. "Creo que es importante que Rusia entienda que Europa está preparada para tomar acciones si Rusia no viene a la mesa de negociación", ha recalcado.

   "Es importante mostrar que estamos reforzando las sanciones. Estamos apuntando a gente responsable directa de lo que ha ocurrido y estamos preparados para ir más lejos si los rusos no entienden que esto es una señal y vienen a la mesa de negociación", ha precisado el holandés.

   El ministro de Asuntos Europeos irlandés, Paschal Donohoe, ha recalcado que el referéndum es "ilegal" y que los líderes europeos pactaron "una hoja de ruta" para responder y se discute sancionar a los individuos que han tenido un papel en organizar el referéndum.

   El ministro de Exteriores lituano, Linas Linkevicius, ha asegurado que no hay "ninguna señal de desescalada de la situación" y discutirán "posibles sanciones contra los responsables que están detrás de estas decisiones y acciones ilegales" como la congelación de activos y la prohibición de viajes aunque ha asegurado que también discutirán del embargo de armas a Rusia, preguntado por las reservas de países como Francia. "Espero que podamos tomar algunas decisiones", ha admitido.

   Los Veintiocho discuten congelar activos y prohibir los viajes a la UE para unos ocho dirigentes crimeos y entre 8 y 15 rusos, según fuentes diplomáticas, aunque otras fuentes apuntan a una lista, más larga, con el doble de individuos que podrían ser objeto de sanciones.

   Los líderes europeos ya advitieron además sobre la posibilidad de aprobar sanciones económicas de amplio alcance con Rusia si continúa dando pasos para aumentar la tensión.

Para leer más