Actualizado 23/02/2015 17:47 CET

El UKIP propone retirar la cobertura sanitaria a todos los extranjeros menos a los refugiados

El líder del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP), Nigel Farage
Foto: SUZANNE PLUNKETT / REUTERS

LONDRES, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El líder del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, ha presentado este lunes las propuestas en materia sanitaria de la formación, que incluyen retirar la cobertura sanitaria a todos los extranjeros que estén en el país, con la excepción de aquellos a los que se haya concedido el estatus de refugiado.

   "Si usted o yo estuviéramos en Estados Unidos, es indispensable ante las autoridades tener una dirección para vivir y una cobertura sanitaria adecuada", ha argumentado Farage, quien ha defendido acuerdos "recíprocos" de cobertura sanitaria con otros países europeos.

   Farage ha insistido en que no buscan negar atención sanitaria a alguien que lo necesite. "Somos un país civilizado, un pueblo civilizado. Hay gente que podría venir sin seguro sanitario, igual que los refugiados auténticos que huyen con miedo por sus vidas", ha asegurado. "De lo que estamos hablando es de la gran mayoría de la gente que viene", ha puntualizado.

   Sin embargo, Farage ha matizado que "lo último que quiero para nosotros es un sistema sanitario como el de Estados Unidos". "La idea de que haya alguien en problemas que se quede a las puertas de un hospital sin recibir atención no es lo que intentamos plantear hoy", ha apuntado.

   La propuesta no incluye detalles sobre cómo funcionarían estas restricciones, si sería necesario un visado para entrar en el país o cómo se controlaría a quienes ya se encuentran dentro de las fronteras británicas.

   Entre las promesas del UKIP están también invertir 3.000 millones de libras en el Sistema Nacional de Salud, unos fondos que saldrían de los fondos que actualmente aporta Londres a la UE, liberados tras la salida del bloque comunitario. Además, el UKIP ha prometido eliminar los aparcamientos de pago en los hospitales, lo que costaría unos 200 millones de libras anuales.

   Los sondeos pronostican una ligera ventaja del Partido Laborista sobre el Partido Conservador en las elecciones legislativas del próximo 7 de mayo. Según la última encuesta, el líder de los laboristas, Ed Miliband, podría ser el próximo jefe de Gobierno del país. Sin embargo, la fragmentación del voto y la irrupción del UKIP, tercera fuerza política, impedirán una mayoría absoluta.

Para leer más