Actualizado 08/01/2007 20:29 CET

Ulster.- Muere a los 53 años de edad el líder del Partido Unionista Progresivo, David Ervine, en un hospital de Belfast

LONDRES, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El que se convirtiera en líder del Partido Unionista Progresivo (PUP por sus siglas en inglés) en 2002, David Ervine murió hoy a los 53 años de edad en el hospital Royal Victoria en Belfast, según informa la BBC a partir de un comunicado emitido esta tarde por su mujer y dos hijos.

Ervine fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos del Royal Victoria, procedente del hospital Ulster de Donneland, después de sufrir ayer un ataque cardíaco en su residencia. Poco después padeció una apoplejía y una hemorragia cerebral.

En un comunicado, la familia Ervine subrayó que éste "falleció de forma silenciosa en paz y dignidad" y asimismo agradeció al equipo clínico del hospital su labor y atención.

Por su parte, Ervine fue una figura clave en la consolidación del alto el fuego por parte de los paramilitares leales al partido en 1994.

Asimismo, el líder del PUP fue miembro de la Asamblea de Stormont desde su creación en 1998 por Belfast Este además de representar al área de Pottinger en el Consejo de la Ciudad de Belfast.

El primer ministro británico, Tony Blair, trasladó su pesar a la familia y subrayó que "David fue un hombre que, a pesar de su pasado, desempeñó un rol fundamental en sus últimos 10 años para traer la paz al Ulster", mientras que el secretario de Estado británico para Irlanda del Norte, Peter Hain, aseguró que Ervine fue una "político honesto con talento y valor".

Por su parte, el líder del Sinn Fein, Gerry Adams, se mostró soprendido por la muerte de Ervine, del que incidió, "realizó una importante contribución para alejar a la sociedad del conflicto".

Mientras, el vicepresidente del Partido Unionista Democrático (DUP, en sus siglas en inglés) y primer ministro para el Este de Belfast, Peter Robinson, subrayó que Ervine fue un "firme defensor" de la región de Belfast Este. "Incluso aquellos que ven la política desde un ángulo de visión diferente admitirían abiertamente que él buscaba de forma genuina ver una nueva era de paz y estabilidad en Irlanda del Norte", aseguró.