UNICEF alerta de los efectos del frío entre los niños desplazados en Irak

Niños desplazados en el campamento de Amriyat en Faluya
REUTERS / KHALID AL MOUSILY
Publicado 10/12/2018 12:30:52CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha lanzado una campaña para proteger de las inclemencias del invierno a más de 160.000 niños desplazados en Irak, que se enfrentan a la amenaza de temperaturas bajo cero y a unas inundaciones que ya han afectado a varias zonas del país.

El representante de UNICEF en Irak, Peter Hawkins, ha aprovechado la entrega del Nobel de la Paz a la activista yazidí Nadia Murad, que tiene una "increíble historia de supervivencia", para recordar que "hay muchos niños vulnerables en Irak que siguen necesitando nuestro apoyo, aunque lo peor de la violencia pueda haber terminado".

La mayoría de las familias desplazadas viven bajo el umbral de la pobreza y en condiciones precarias, sin calefacción y con escasa protección contra el frío, ha alertado la agencia de la ONU. La situación se agudiza en la zona norte, donde viven la mayoría de los niños yazidíes.

Hawkins ha advertido de que "las devastadoras inundaciones han complicado aún más este invierno para los niños desplazados, que son extremadamente vulnerables a la hipotermia y a las enfermedades respiratorias". "Ningún niño debería sufrir estos riesgos. Todos los niños merecen estar abrigados y sanos", ha subrayado.

UNICEF ha lanzado una campaña de invierno para tratar de llegar a los niños más vulnerables de entre tres meses y 14 años que viven en campos de desplazados y zonas de difícil acceso. La organización proporciona ropa de invierno o dinero en efectivo para adquirirla a unos 161.000 niños de una decena de regiones.