UNICEF alerta de que miles de familias rohingyas están en peligro ante la llegada de un "fuerte aguacero" en Bangladesh

Publicado 09/07/2019 18:13:50CET
Una niña roghingya lleva a su hermano en un asentamiento de refugiados en Cox Bazar
Una niña roghingya lleva a su hermano en un asentamiento de refugiados en Cox Bazar UNICEF/UN0219081/MODOLA / SIEGFRIED MODOLA

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Miles de familias y niños rohingyas que viven en los asentamientos de refugiados en Cox's Bazar, en Bangladesh, están en peligro ante la llegada inminente de un "fuerte aguacero", durante la temporada del monzón, que ya ha provocado la muerte de un niño de 7 años y ha dejado otros dos heridos, según ha alertado este martes el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

"Las condiciones en los asentamientos y en las comunidades de acogida se están deteriorando rápidamente debido al mal tiempo y las necesidades humanitarias se van multiplicando, mientras se espera un fuerte aguacero", ha dicho Alain Balandi, representante en funciones de UNICEF en Bangladesh.

Más de 4.000 familias se han visto directamente afectadas, muchas de las cuales ya se habían reubicado en zonas menos peligrosas, y "las infraestructuras básicas de las que depende la seguridad de los niños también han sufrido daños o han quedado destruidas", señala la agencia de la ONU.

Así, "hay por lo menos 47 puntos de distribución de agua dañados y los desperfectos se extienden por toda la red de suministro", y más de 600 letrinas necesitan ser reparadas, lo que aumenta el riesgo de que surjan enfermedades como la diarrea acuosa, "a la que son especialmente vulnerables los niños".

Además, cinco centros educativos de UNICEF han sufrido "daños severos" y más de 750, "daños parciales", lo que ha provocado que más de 60.000 menores de queden sin acceso a las aulas, mientras que al menos doce centros de protección infantil están "perjudicados" y un parque infantil ha quedado totalmente inundado.

UNICEF y sus aliados han comenzado a reparar los servicios afectados, incluyendo las instalaciones de agua y saneamiento y los centros educativos. "Junto con nuestros aliados, hemos reforzado la distribución de suministros esenciales, incluyendo pastillas potabilizadoras y lonas de plástico para los niños y las familias", ha añadido Balandi.

Sin embargo, la jefa en funciones de la oficina de UNICEF en Bangladesh, Berta Travieso, ha advertido de que, "mientras siga lloviendo, seguirá aumentando el riesgo de deterioro de las condiciones sanitarias y las personas afectadas, especialmente los niños, podrían contraer enfermedades transmitidas por el agua".

UNICEF calcula que más de 500.000 niños rohingyas necesitan ayuda humanitaria en Cox Bazar y ha hecho un llamamiento de 152,5 millones de dólares (136,08 millones de euros) para atender sus necesidades y las de las comunidades de acogida en 2019. El déficit de financiación a estas alturas del año es de 68,7 millones de dólares (61,30 millones de euros).

Contador