Publicado 16/05/2020 03:58CET

UNICEF alerta de que la reducción de vacunas en RDC podría llevar la reaparición de enfermedades mortales

Un trabajador sanitario vacuna a un niño de tres meses en República Democrática del Congo.
Un trabajador sanitario vacuna a un niño de tres meses en República Democrática del Congo. - UNICEF/PRINSLOO

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La reducción de la tasa de vacunación que se da actualmente en República Democrática del Congo (RDC) podría provocar el resurgimiento de enfermedades mortales en niños como la polio, el sarampión o la fiebre amarilla, según ha alertado este viernes el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

"Los trabajadores sanitarios que realizan las vacunas rutinarias no tienen acceso a equipos de protección adecuados para ellos mismos, los cuidadores y los niños contra el coronavirus. Los padres se muestran reacios a acudir a las sesiones de vacunación por miedo a exponer a sus hijos y a sí mismos a la COVID-19", ha expuesto UNICEF en un comunicado.

La agencia de la ONU ha considerado que es posible que la disminución de las vacunas en los dos primeros meses del año se deba a problemas como los sistemas deficientes de cadena del frío, la baja cobertura y el suministro de las existencias, si bien ha alertado de que a estos problemas se une un nuevo desafío, el coronavirus.

Desde el organismo de la ONU, han detallado que en enero y febrero de 2020 disminuyó la tasa de vacunación contra las enfermedades recomendadas en la primera infancia entre un ocho y un diez por ciento --estas enfermedades son la hepatitis B, la difteria, el tétanos, la tosferina y el Hib--.

En el caso de las vacunas contra la polio, la tasa ha disminuido entre un 5,4 y un 8,4 por ciento en el país africano. En cuanto a la cobertura de vacunas contra la varicela, el sarampión, la fiebre amarillo, la enfermedad neumocócica o el rotavirus, ha disminuido entre un 4,5 y un 1,5 por ciento, según Naciones Unidas.

En concreto, ha trasladado que 86.905 niños no han recibido la vacuna contra la polio; 74.860 no han podido obtener la dosis contra el tétanos, la difteria, la tosferina y la hepatitis; 107.010 no han podido acceder a la vacuna de la fiebre amarilla; mientras que 84.676 niños no se han vacunado contra el sarampión, según los datos del Fondo de Naciones Unidas.

"BORRAR LOS LOGROS ALCANZADOS"

"Si esta tendencia a la baja en cuanto a la cobertura de inmunización continúa, se borrarán los logros conseguidos en los últimos dos años en la lucha contra las enfermedades mortales prevenibles por vacunación como el sarampión", ha afirmado el representante de UNICEF en RDC, Edouard Beigbeder.

Beigbeder ha alertado de que cuanto mayor sea el número de niños que no son vacunados, mayor será también el riesgo de que se produzcan brotes de algunas enfermedades. "Esto supondrá una carga para un sistema de salud ya sobrecargado", ha añadido.

UNICEF ha recordado que en República Democrática del Congo solo un 35 por ciento de los niños de entre 12 y 23 meses están totalmente vacunados antes de cumplir su primer año de vida. Concretamente, ha subrayado que RDC podría perder su certificación de estar "libre" de polio y podría ver un resurgimiento del resto de enfermedades. "Esto tendría un impacto devastador en los niños vulnerables en áreas afectadas por el conflicto y la inseguridad", dice el comunicado.

Por ello, desde la agencia de la ONU han urgido al Gobierno del país a poner en marcha campañas de inmunización, así como aumentar el número de vacunas y equipos de protección para los sanitarios. También, ha instado a donantes internacionales a mantener sus esfuerzos en el país africano.