UNICEF denuncia la muerte de 19 niños en Sudán desde el golpe de Estado militar contra Al Bashir

Sudán.- Sudán inicia una huelga general en protesta por las últimas detenciones y la violencia policial
REUTERS / STRINGER .
Publicado 12/06/2019 0:01:25CET

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Al menos 19 niños han muerto y cerca de 50 han resultado heridos desde el golpe de Estado en Sudán contra Omar Hasán al Bashir el 3 de junio, según ha denunciado este martes el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

"Estoy muy preocupada por el impacto en los niños y jóvenes de la violencia y los disturbios en el país, especialmente por las informaciones que denuncian el uso de la fuerza desmedida contra manifestantes pacíficos", ha dicho la directora ejecutiva del organismo, Henrietta Fore.

"Hemos recibido información de que los niños están siendo detenidos, reclutados para unirse a la lucha y sufriendo abusos sexuales", ha señalado, según un comunicado publicado por UNICEF.

En el mismo, Fore ha resaltado que "escuelas, hospitales y centros de salud han sido atacados, saqueados y destruidos" y que "los trabajadores de salud han sido atacados simplemente por hacer su trabajo".

"Muchos padres están demasiado asustados para dejar que sus hijos salgan de casa, temerosos de la violencia, el hostigamiento y la anarquía", ha manifestado.

"Se ha informado de escasez de agua, alimentos y medicamentos en todo el país, lo que pone en riesgo la salud y el bienestar de los niños", ha lamentado, antes de añadir que "los niños en todo Sudán sufren la peor parte de décadas de conflicto, subdesarrollo crónico y una gobernanza deficiente".

En este sentido, ha recalcado que "la violencia actual está empeorando una situación ya crítica", antes de destacar que "incluso en estas agitadas circunstancias, el trabajo de UNICEF para los niños en Sudán continúa".

"Estamos proporcionando a millones de niños, incluidos aquellos que han sido desplazados o son refugiados, vacunas, agua potable, tratamiento para la desnutrición aguda grave y apoyo psicosocial", ha dicho Fore, quien ha resaltado que "la violencia debe parar".

Por ello, ha pedido a todas las partes que protejan a los niños y ha recordado que cualquier ataque a niños, escuelas u hospitales constituye una grave violación de los derechos de los niños".

Por último, Fore ha pedido que se permita a las organizaciones humanitarias atender a las personas que necesitna apoyo" y ha hecho un llamamiento a un diálogo pacífico para poner fin a la crisis política en Sudán.

REINICIO DE LAS CONVERSACIONES

Durante la jornada de este martes, la coalición opositora de Sudán ha anunciado la suspensión de su campaña de desobediencia civil, tras una serie de contactos con la junta militar que ostenta el poder en el país, con la que retomará las conversaciones.

La Asociación de Profesionales de Sudán (SPA), promotora de las protestas, ha indicado en un comunicado publicado a través de su cuenta en la red social Twitter que la campaña de desobediencia ha sido "un claro mensaje" para la junta sobre "la fortaleza del pueblo sudanés".

Asimismo, ha señalado que la misma queda suspendida "de manera temporal" y "hasta nuevo aviso" con el objetivo de "volver a evaluar la situación" y de que "la resistencia sea cada vez más fuerte".

Minutos después, el enviado especial de Etiopía a Sudán, Mahmud Dirdir, que está llevando a cabo tareas de mediación, ha anunciado que la junta y la oposición han acordado reiniciar las conversaciones sobre la formación del Consejo Soberano de Transición.

El enviado etíope ha resaltado además que el Consejo Militar de Transición ha acordado liberar a los presos político como medida para fomentar la confianza, tal y como ha recogido la agencia de noticias Reuters.

Las conversaciones colapsaron la semana pasada después de la represión contra la sentada frente al Ministerio de Defensa en la capital, Jartum, que se saldó con más de 110 muertos, según la oposición.

Contador

Para leer más