La UNRWA expresa su preocupación por el plan de la Alcaldía de Jerusalén para reemplazar sus servicios

Bolsas con ayuda de la UNRWA
REUTERS / AMIR COHEN - Archivo
Publicado 05/10/2018 16:54:26CET

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) ha expresado este viernes su preocupación por el plan de la Alcaldía de Jerusalén para reemplazar los servicios del organismo y sacarlo así de la ciudad.

El alcalde saliente, Nir Barakat, señaló el jueves en un comunicado que la Alcaldía contempla un plan para dar servicios municipales a los cerca de 20.000 residentes del campamento de refugiados de Shuafat, según informó el diario local 'The Times of Israel'.

Según este plan, las escuelas de la UNRWA, en las que hay cerca de 1.800 estudiantes y que operan sin licencia del Ministerio de Educación de Israel, cerrarían al final de este año académico, tras lo que los niños serían trasladados a escuelas municipales.

Barakat contempla además expropiar o alquilar estas escuelas para usarlas como edificios municipales. Asimismo, manifestó que los servicios de la Alcaldía serán mejores que los que facilita la agencia de la ONU.

El alcalde sostuvo que lo mismo se hará con los centros médicos de la UNRWA, que serán cerrados y en cuyo lugar se edificará un nuevo centro sanitario público. También será traslada a la Alcaldía la competencia sobre los servicios de limpieza y alcantarillado.

En respuesta, la UNRWA ha recordado que lleva a cabo operaciones humanitarias "de conformidad con la Carta de Naciones Unidas, los acuerdos bilaterales y multilaterales que siguen en vigor y las resoluciones pertinentes de la Asamblea General (de la ONU)".

"La Asamblea General de las Naciones Unidas ha encomendado específicamente a la agencia la tarea de prestar protección y asistencia a los refugiados de Palestina en el territorio Palestino ocupado, incluida Jerusalén Este, a la espera de que se resuelva el conflicto entre israelíes y palestinos", ha subrayado.

"UNRWA ha mantenido sus operaciones en el territorio Palestino ocupado, incluida Jerusalén Este, desde 1967 con la cooperación y sobre la base de un acuerdo oficial con el Estado de Israel, que sigue en vigor", ha resaltado.

Asimismo, ha indicado que "el organismo es reconocido por la importante labor que lleva a cabo en los ámbitos de la educación, atención sanitaria y servicios sociales en Jerusalén Este". "Estamos decididos a seguir prestando estos servicios", ha subrayado.

Por último, ha lamentado que las palabras de Barakat "ponen en tela de juicio los principios básicos de la acción humanitaria imparcial e independiente y no reflejan el diálogo sólido y estructurado que UNRWA y el Estado de Israel han mantenido tradicionalmente".

Barakat, cuyo mandato termina a finales de noviembre, acusó a la UNRWA de no ayudar a los refugiados y promover la incitación contra Israel, al hilo de la decisión de Estados Unidos de cortar su financiación al organismo.

"La decisión de Estados Unidos de dejar de financiar a la UNRWA crea la rara oportunidad de hacer frente de forma inmediata y definitiva a las intenciones de la Autoridad Palestina de perpetuar el 'problema de los refugiados' y animar a la incitación", dijo.

"No hay refugiados en Jerusalén, sólo residentes. Recibirán sus servicios únicamente de la Alcaldía, como el resto de residentes", reslató, antes de agregar que las personas que viven en Shuafat recibirán educación, sanidad y el resto de beneficios sociales.