Actualizado 16/06/2020 15:17:40 +00:00 CET

Varios organismos africanos piden un incremento de los esfuerzos para liberar al líder opositor Soumaila Cissé en Malí

Soumaila Cissé, líder de la oposición en Malí
Soumaila Cissé, líder de la oposición en Malí - FACEBOOK SOUMAILA CISSÉ - Archivo

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Varios organismos africanos han reclamado este martes un incremento de los esfuerzos del Gobierno de Malí, Naciones Unidas y la 'Operación Barkhane' de Francia para liberar al líder opositor Soumaila Cissé, secuestrado hace más de dos meses cuando hacía campaña en el norte del país de cara a las elecciones parlamentarias.

El llamamiento ha sido realizado por el Parlamento Africano --el cuerpo legislativo de la Unión Africana (UA)--, la Asamblea Parlamentaria de la Francofonía --una asociación de los parlamentos de los países francófonos-- y la Unión Parlamentaria Africana --una organización interparlamentaria continental--.

El presidente del Parlamento Africano, Roger Nkodo Dang, ha resaltado la "gran inquietud" por la situación de Cissé "en un momento muy complicado con la COVID-19" y ante la ausencia de datos sobre "las condiciones" en las que se encuentre raptado.

"Damos las gracias al Gobierno maliense por sus esfuerzos para lograr la liberación de Soumaila, pero creemos que deben multiplicarse teniendo en contexto actual", ha indicado, en declaraciones concedidas a la emisora Radio France Internationale.

En este sentido, ha resaltado que el parlamentario maliense "está en manos de secuestradores en unas condiciones tan inhumanas y degradantes que no es posible imaginarlas" y ha añadido que "el secuestro de Cissé podría crear precedentes graves y dañinos para el ejercicio de sus funciones por parte de parlamentarios y políticos".

"Espero fervientemente que las autoridades malienses puedan hacer más para la liberación de Soumaila Cissé, dado que su familia está viviendo momentos muy difíciles en estos momentos", ha remachado.

Cissé fue secuestrado el 25 de marzo cuando se encontraba haciendo campaña junto a su delegación en Niafunké, en la provincia de Tombuctú (norte), de cara a unas elecciones parlamentarias en las que, según los resultados oficiales, consiguió revalidar su escaño.

El líder de la Unión por la República y la Democracia (URD) quedó en segundo lugar en las presidenciales celebradas en agosto de 2018, cuando fue derrotado por Keita, como ya ocurriera en los comicios de 2013.

La zona en la que se produjo el secuestro se ha visto sacudida en los últimos meses por un incremento de la inseguridad y en ella operan grupos vinculados a Al Qaeda y otras formaciones terroristas, si bien por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del secuestro.

Para leer más