Actualizado 21/05/2007 13:54 CET

Vaticano/Israel.-Vaticano e Israel se reúnen hoy para negociar la situación de los bienes de la Iglesia en Tierra Santa

ROMA, 21 May. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

La Comisión Bilateral formada por la Santa Sede y el Estado de Israel se reunirá hoy por primera vez en cinco años para retomar las negociaciones sobre la situación legal y fiscal de las propiedades de la Iglesia en Tierra Santa.

El objetivo del Vaticano es alcanzar un acuerdo global con Israel sobre materias económicas, con el objetivo de proteger los bienes de la Iglesia a través de un marco legal y lograr el reconocimiento de las históricas exenciones fiscales que poseía desde antes del nacimiento del Estado de Israel.

La reunión, que se llevará a cabo en el Vaticano, estará encabezada por el subsecretario de Relaciones con los Estados de la Santa Sede, Pietro Parolin y por un representante del Ministerio de Exteriores de Israel.

Se trata de la primera reunión de estas características que se celebra desde el 12 de marzo de 2002. Esta negociación se tendría que haber retomado antes de que terminara 2002, según explicó el experto sobre las relaciones entre la Iglesia e Israel y miembro de esta comisión, David-Maria Jaeger.

No obstante, la comisión no anunció otra reunión hasta la prevista para el 29 de marzo de 2007, que finalmente fue anulada por Israel debido a las "circunstancias políticas internacionales", según dio a conocer en su momento el Vaticano.

El acuerdo que está en fase de negociación se desprende del Acuerdo fundamental al que llegaron el Vaticano e Israel en diciembre de 1993, aunque en realidad, empezó a negociarse el 11 de marzo de 1999, sin que todavía haya alcanzado resultados concretos.

En declaraciones recogidas recientemente por Radio Vaticana, Jaeger aseguró que "no existe ningún motivo objetivo para que estas negociaciones no se lleven a cabo con éxito". "La Iglesia no quiere más que el reconocimiento formal de los derechos que tenía anteriormente, además de ciertas garantías fundamentales para la seguridad legal de sus lugares santos", explicó.