Actualizado 23/05/2013 20:54 CET

La víctima del atentado es Lee Rigby, un joven de 25 años tamborilero del Regimiento Real de Fusileros

Lee Rigby, víctima del atentado de Londres
MINISTERIO DE DEFENSA BRITÁNICO

LONDRES, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La víctima del atentado terrorista con cuchillos registrado este miércoles en el barrio de Woolwich, en el sureste de Londres, es Lee Rigby, un joven de 25 años que trabajaba como tamborilero en el Regimiento Real de Fusileros, según ha informado el Ministerio de Defensa británico en un comunicado.

"Supone una gran tristeza para el Ministerio de Defensa tener que anunciar que el soldado asesinado en el incidente de ayer en Woolwich, el sureste de Londres, es el tamborilero Lee Rigby, del segundo batallón del Regimiento Real de Fusileros, agregado al Equipo de Reclutamiento Regimiental en Londres", ha afirmado el departamento que dirige Phillip Hammond.

Apodado 'Riggers' por sus amigos, Lee Rigby nació en julio de 1987 en Crumpsall, en Manchester, y se incorporó al Ejército de Tierra británico en 2006 y, tras su proceso de formación en el arma de Infantería, fue seleccionado como miembro del segundo batallón del Regimiento Real de Fusileros, también conocido como los 'Segundos Fusileros'.

Padre de un niño de dos años de edad, Jack, la primera responsabilidad de Rigby en el Regimiento Real de Fusileros fue como operador de ametralladora en Chipre, donde su batallón prestaba servicio como batallón de Infantería en Dhekelia. Tras su paso por Chipre, regresó a Reino Unido y, a comienzos de 2008, fue destinado a Hounslow, en el oeste de Londres. En este destino, Rigby trabajó como tamborilero en los Palacios Reales de la capital.

El Ministerio de Defensa británico ha destacado que era "un miembro íntegro" del Cuerpo de Tambores. En abril de 2009, Rigby fue desplegado por primera vez en Afganistán, en la provincia de Helmand, donde prestó servicio como miembro del Grupo de Apoyo a Fuego en Patrulla de la base Woqab.

Cuando regresó a Reino Unido fue trasladado con su batallón a Celle (Alemania), donde formó parte del Grupo de Combate para Contingencias a Pequeña Escala. En 2011, Rigby asumió un cargo de reclutamiento en Londres mientras seguía trabajando como tamborilero en el Cuartel de la Torre de Londres.

El Ministerio de Defensa ha resaltado que Rigby era un "soldado ingenioso y extremadamente popular. "Era bien conocido y respetado entre los Segundos Fusileros. Era un seguidor apasionado del Manchester United", ha explicado.

Rigby tenía un hijo, Jack, de dos años de edad. "Los pensamientos y las oraciones del Regimiento están con su familia en estos momentos tan extremadamente difíciles. El que es una vez fusilero, es por siempre un fusilero", ha concluido el departamento que dirige Hammond.