La ampliación de la depuradora Adeje-Arona beneficia a 320 agricultores con 40.000 metros cúbicos de agua regenerada

Inauguración De La Edar - Estación Depuradora De Adeje – Arona,
GOBIERNO DE CANARIAS
Publicado 18/01/2019 14:58:00CET

ADEJE (TENERIFE), 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Canarias ha hecho entrega este viernes al Cabildo de Tenerife de la ampliación de la depuradora Adeje-Arona, que permitirá a 320 agricultores y los municipios de la zona sur de Tenerife disponer al día de 40.000 metros cúbicos de agua regenerada y de calidad, prácticamente el doble de la cantidad disponible hasta ahora.

Esta infraestructura, desarrollada por la Dirección General de Aguas de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias y que ha contado con un presupuesto de ejecución de 21 millones de euros, procedentes de fondos europeos, estatales y autonómicos, incorpora además un nuevo sistema de secado de fangos que elimina hasta el 80% del agua, lo que aumenta la eficacia de su gestión desde un punto de vista medioambiental.

La inversión en este último sistema supera los 4 millones de euros y fue financiada por el Cabildo con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan).

Este equipamiento forma parte del vigente convenio de obras hidráulicas con el Estado y ha supuesto la ampliación del sistema de pretratamiento y la propia depuradora que permite llegar a esos 40.000 metros cúbicos diarios, el equivalente a unas 16 piscinas olímpicas, y si fuese necesario en el futuro, ampliar esa capacidad hasta los 60.000 metros cúbicos diarios de agua tratada.

Aportará estos caudales de agua a explotaciones agrícolas, sistemas de riego público y otros servicios de la zona sur de la isla, entre los municipios de Arona y Santiago del Teide.

De forma directa beneficiará a 320 agricultores, aunque con la ampliación podría dar servicio además a una cifra similar de profesionales en Guía de Isora y Santiago del Teide.

SECADO SOLAR DE FANGOS

Este proyecto responde a la necesidad de adaptar el sistema de depuración de esta zona de Tenerife, que data de 1998, a las necesidades actuales, tanto por el crecimiento poblacional de la zona, sobre todo en épocas de mucha población, vinculadas a temporadas de alta ocupación turística, como por la necesidad de aumentar los criterios de carácter medio ambiental en la gestión del agua y garantizar un suministro estable al sector agrícola, a un precio moderado y calidad constante.

El último de los trabajos realizados ha sido la incorporación de ese sistema de secado solar de fangos.

En la actualidad, el fango resultado del proceso de depuración es recogido y transportado al Complejo Medioambiental de Arico para su gestión.

Se trata de un sistema que representa costes de transporte y gestión muy elevados, además de ser ineficiente desde el punto de vista energético.

El nuevo sistema elimina el 80% del agua, frente a un 27% actual, lo que supone un volumen mucho menor en el transporte y un coste, por tanto, también mucho menor.