El Cabildo de Tenerife tramita el plan especial de la costa de Acentejo para garantizar el uso sostenible

Miguel Ángel Pérez
CEDIDA
Actualizado 02/11/2017 15:27:19 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Cabildo de Tenerife, a través del Área de Política Territorial, ha tramitado el Plan Especial de Protección del Paisaje Protegido Costa de Acentejo, y entre las prioridades de esta propuesta destaca la búsqueda de soluciones para las zonas más degradadas de los municipios del entorno y el uso público sostenible de los espacios.

El plan persigue dos objetivos concretos, que son corregir los problemas existentes en Acentejo y establecer sobre ellos las condiciones de admisibilidad de usos e intervenciones.

Así, el Paisaje Protegido de la Costa de Acentejo comprende 401 hectáreas que afectan a los términos municipales de El Sauzal, La Matanza de Acentejo, La Victoria, Santa Úrsula, Tacoronte y La Orotava, y la finalidad de su protección es el carácter acantilado de su entorno, informa el Cabildo en una nota.

El consejero de Política Territorial del Cabildo, Miguel Ángel Pérez, indica que para tramitar este documento se analizaron los aspectos que impactan en el entorno de forma perjudicial.

Tras esto, señaló, "se comprobó que cada vez son más los visitantes que se acercan al paisaje en busca del contacto con sus valores naturales y un espacio de recreo, lo que deriva en un aumento de vertidos y basuras".

Por otro lado, destaca que la ocupación del tramo del borde del litoral en el núcleo urbano de El Caletón, en La Matanza de Acentejo, dio como resultado una degradación de las cualidades naturales y paisajísticas del espacio, así como un impedimento para acceder al mar en una de las pocas zonas aptas para ello.

También especifica el Plan que hay determinadas infraestructuras que se ejecutaron en el pasado y que actualmente están en desuso, y se comprueba que hay que mejorar los accesos al mar de El Ancón y Los Patos, en La Orotava, o el paseo litoral de Playa de la Arena.

De igual modo, establece la necesidad de regular las construcciones que bordean el acantilado en su contacto con la zona protegida para evitar el impacto paisajístico.

Miguel Ángel Pérez señala que para poder tramitar el Plan Especial de Protección del Paisaje Protegido Costa de Acentejo de forma adecuada, y dado que la mayoría de los espacios naturales protegidos son de propiedad privada, se ha pedido la colaboración de los propietarios.

"También hemos abierto un proceso de participación ciudadana de carácter consultivo, para recabar la opinión de las personas, organizaciones, asociaciones y colectivos más representativos", señala.