Cae un grupo criminal en Tenerife dedicado a la apropiación ilícita de bienes de empresas en concurso de acreedores

Desarticulada en Elche (Alicante) una red que traía a España bajo engaño a brasileñas para prostituirlas
CNP - Archivo
Publicado 22/05/2019 12:54:07CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a dos personas e investigado a tres más como presuntos autores de un delito de pertenencia a grupo criminal y apropiación indebida cometidos en la isla de Tenerife. El fin del grupo era obtener un beneficio ilícito de la enajenación de bienes de empresas incursas en procedimientos de concurso de acreedores.

La investigación de la Policía Nacional se inició a finales del año 2017 a requerimiento del Ministerio Fiscal. El objeto de la misma era investigar la posible existencia de una trama delictiva que operaba en concursos de acreedores en el ámbito mercantil en la isla de Tenerife.

Las investigaciones apuntaban a la existencia de un grupo criminal estructurado. Sus diferentes integrantes cumplían cometidos que eran facilitados por la profesión desarrollada por cada uno de ellos.

El administrador concursal asumía los concursos de acreedores designados por los Juzgados de lo Mercantil. Previamente a su adjudicación, a través de otro miembro del grupo, perito de profesión, los bienes valiosos que iban a ser objeto de concurso eran mínimamente tasados con la finalidad de que fueran obtenidos a un precio muy bajo por otro componente de la organización.

Inmediatamente, se le comunicaba a ese otro miembro del grupo, empresario, cuál era el mejor lote de activos de las empresas concursadas para que presentase su oferta por el mismo por un precio muy inferior al real. Este último utilizaba sus contactos para dar salida a todos los bienes del lote, incluso sin que el mismo hubiera sido adjudicado, dado que tenían acceso y disponibilidad sobre los mismos.

La investigación de la Policía Nacional ha localizado ventas de bienes de las empresas concursadas por valor de 350.000 euros que fueron enviadas a países de los continentes africano y americano con la finalidad de dificultar el rastreo y localización de los mismos.

Igualmente, las diligencias han permitido el hallazgo en la isla de Tenerife de una empresa de construcción que, sin resolverse el concurso de acreedores, habría adquirido maquinaria y vehículos por valor de 180.000 euros. Las empresas que se encontraban en concurso voluntario de acreedores tenían un volumen total de activos de alrededor de 150 millones de euros.

Las actuaciones han sido realizadas por el Grupo de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional de Santa Cruz de Tenerife.

Contador

Para leer más