Publicado 01/08/2022 15:09

Canarias activa los avisos de riesgo para la salud por altas temperaturas en las dos islas capitalinas

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha activado y extendido los avisos de riesgo para la salud en distintos municipios de Gran Canaria y Tenerife ante la previsión de superar simultáneamente las temperaturas umbrales (32 grados de máxima y 24 de mínima) establecidas en el Plan de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas en la Salud.

Así, estará en aviso amarillo (riesgo bajo) los municipios de Santa Brígida, Valsequillo y Vega San Mateo, en la isla de Gran Canaria; y en la isla de Tenerife serán Arona, Fasnia, Granadilla de Abona, Güímar y San Miguel de Abona, los días 2 y 3 de agosto, mientras en Candelaria el aviso será para el 2 de agosto.

Además el aviso rojo (riesgo alto) estará activado en los municipios grancanarios de Agüimes, Ingenio, Mogán, San Bartolomé de Tirajana, Santa Lucía de Tirajana, La Aldea de San Nicolás, Artenara y Tejeda del 1 al 7 de agosto, según ha informado el Gobierno regional en nota de prensa.

La Dirección General de Salud Pública ha remitido la información a la Viceconsejería de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias y a los ayuntamientos, a través de la Federación Canaria de Municipios (FECAM), para remitirle a las medidas que deben adoptarse en esos días para proteger la salud de los miembros más frágiles de su comunidad.

En este sentido, insta a beber mucha agua o líquidos sin esperar a tener sed, salvo si hay contraindicación médica, así como evitar las bebidas alcohólicas y las muy azucaradas, además de no exponerse al sol en las horas de mayor intensidad de calor (entre las 11 y las 16 horas), haciéndolo preferentemente antes de las 11 o después de las 16 horas.

Asimismo en las horas de más calor recomienda colocarse en las zonas más frescas de las viviendas o residencias o, en su caso, instalar aparatos de ventilación o aire acondicionado, o en último lugar utilizar paños húmedos frescos o darse una ducha.

También aconseja evitar las actividades deportivas, salidas de excursiones o visitas en el exterior en las horas más calurosas, recomendando realizar estas actividades a primeras horas del día, a últimas horas de la tarde o por la noche; así como proteger del sol y beber abundantemente bebidas que repongan líquidos y sales minerales (zumos, bebidas isotónicas, agua, etc.).

En cuanto a las comidas, recomiendan que sean ligeras para reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos). Si se tiene que salir al exterior procurar estar a la sombra, usar ropa ligera y de color claro, protegiéndose del sol con sombreros o gorras y gafas de sol homologadas; utilizar un calzado fresco, cómodo y que transpire y tener cuidado con los medicamentos, sobre todo aquellos que deben estar en la nevera para su correcta conservación.

Por último, en el caso de presentar alguna sintomatología asociada al calor, tales como cefaleas, mareos, calambres, malestar general, sensación de sofoco por calor fatiga o agotamiento, recomiendan contactar con el 112.

El Plan de Prevención de los Efectos de las Elevadas Temperaturas en la Salud de las Personas establece cuatro niveles diferentes de riesgo para la salud, en función de las temperaturas previstas y de su duración en el tiempo.

Finalmente señala que ante una situación de temperaturas máximas, el Gobierno de Canarias puede activar este Plan de Prevención de los Efectos de las Elevadas Temperaturas en la Salud de las Personas con aviso de riesgo para la salud, así como su Plan Específico de Protección Civil y Atención de Emergencias de la Comunidad Autónoma de Canarias para Riesgos por Fenómenos Meteorológicos Adversos (PEFMA), mediante la declaración de alerta por situación de riesgo para la población, bienes y medio ambiente.

Contador