Actualizado 25/05/2010 17:59 CET

Canarias lidera el crecimiento en el reciclado de medicamentos en 2009

En El Centro, El Director General De Calidad Ambiental Del Gobierno De Canarias,
CEDIDA POR EL GOBIERNO DE CANARIAS.

La cifra total de kilos de medicamentos en desuso recogidos en España el pasado año asciende a 3.360.768

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Canarias se sitúa como la comunidad autónoma en la que más creció el reciclado de medicamentos en 2009, ya que en los 613 puntos Sigre de las farmacias de las islas se recogieron 3,88 kilos de media mensual por cada mil habitantes, lo que representa un incremento del 27,63 por ciento respecto a 2008.

Así, la tasa de crecimiento del reciclaje de fármacos en el archipiélago se situó 14 puntos por encima de la media nacional, ya que el aumento experimentado en este mismo ratio de recogida al mes por habitante fue del 13,23 por ciento, según informaron hoy en rueda de prensa en la capital grancanaria el director general de Calidad Ambiental del Gobierno de Canarias, Emilio Atiénzar, junto con el director general de Sigre y el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife, Juan Carlos Mampaso y Guillermo Schwartz, respectivamente.

Atiénzar destacó el beneficio medioambiental que supone el reciclado de los medicamentos, así como la cada vez mayor implicación de los canarios en la necesidad de desprenderse correctamente de los medicamentos que no le son útiles.

Esta circunstancia se materializa en el aumento del número de fármacos que son depositados en los puntos de reciclaje localizados en las oficinas de farmacia de las islas.

EVITAR LA ACUMULACIÓN EN LOS BOTIQUINES DE CASA

En esta línea, subrayó que la creciente actividad del Sistema Sigre, que comenzó su actividad en Canarias en marzo de 2003, contribuye también a modificar las conductas ciudadanas y evita la acumulación de restos de medicamentos en los botiquines de las casas.

Esta práctica también frena la automedicación incontrolada y beneficia la disminución de los riesgos derivados del uso de productos farmacéuticos en mal estado.

Igualmente, Atiénzar manifestó que, gracias al reciclaje, "unos medicamentos se destinan a su reutilización como energía para producción eléctrica y otros al reciclaje de papel cartón".

El incremento de la sensibilización ciudadana con la necesidad de reciclar los medicamentos se suma al aumento de su colaboración más eficaz a la hora de llevar al contenedor blanco de las farmacias las cajas de cartón, los frascos de vidrio o los envases de pastillas aunque estén vacíos.

Por su parte, el director general de Sigre, Juan Carlos Mampaso, subrayó que "la sociedad es cada día más conciente de la necesidad de mantener una actitud responsables para mantener, y, si es posible mejorar la calidad de vida".

"La gran acogida y receptividad mostrada por el ciudadano cuando hablamos del reciclado de los medicamentos es especialmente eficaz para lograr su uso responsable, objetivo en el que están comprometidas las autoridades sanitarias y medioambientales, los profesionales sanitarios y todo el sector farmacéutico", apostilló.

UTILIZACIÓN DE LOS PUNTOS SIGRE

La utilización de los puntos SIGRE es cada vez mayor y así lo evidencia la última Encuesta en Hogares y Medio Ambiente publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que resalta el hecho de que en el 70% de los hogares españoles se depositan los envases y restos de medicamentos en los puntos Sigre de las oficinas de farmacia.

En España había 20.654 farmacias con puntos Sigre a fecha de 31 de diciembre de 2009, de las 613 estaban localizadas en Canarias, 319 en la provincia oriental y 294 en la occidental.

La cifra total de kilos de medicamentos en desuso recogidos en España el pasado año asciende a 3.360.768, cantidad que supone un incremento del 14,61 por ciento respecto a la del ejercicio anterior (2.932.357 kilos).

Respecto a Canarias, la media mensual de recogida por mil habitantes durante el periodo analizado fue de 3,88 kilos, una tasa que representa un incremento del 27,63 por ciento respecto al año anterior y del 13,23 por ciento si se compara el indicador autonómico con la media nacional registrada en 2009.

POR PROVINCIAS

Por provincias, en las 319 farmacias de Las Palmas el pasado año se recogieron 13,66 kilos de residuos de medicamentos al mes, mientras que en las 294 oficinas de Santa Cruz de Tenerife la recogida media mensual fue de 12,94 kilos.

De este modo, Las Palmas, con un incremento del 29,26 por ciento ha sido la provincia española en la que más ha aumentado el reciclado de medicamentos, y Santa Cruz de Tenerife, con un incremento del 25,59 por ciento la segunda provincia española que más ha crecido el pasado año.

Sigre es una entidad sin ánimo de lucro creada por iniciativa de la industria farmacéutica, con la colaboración de la distribución y de las farmacias, con el fin de ofrecer a todos los ciudadanos un sistema cómodo y seguro a través del cual pueden desprenderse de los envases y restos de medicamentos que ya no necesitan o que estén caducados.

Se evita, así, que estos residuos acaben en la basura o tirados por el desagüe, con consecuencias negativas sobre el delicado equilibrio de nuestros ecosistemas.

PROCESO DE RECICLAJE

Una vez recogidos en los contenedores blancos de las farmacias, los restos de medicamentos y sus envases son trasladados a la Planta de Selección y Clasificación diseñada y construida exclusivamente para la actividad de Sigre y que es pionera en su género en Europa. Esta planta permite clasificar los distintos tipos de medicamentos recogidos para ofrecerles el tratamiento medioambiental más adecuado.

Para ello, en una primera fase se separan para su reciclado los materiales de los envases --papel, vidrio y plástico-- que pueden ser aprovechados nuevamente como materia prima.

Sirva como ejemplo que con el reciclado del papel y cartón de los envases recogidos se ha evitado la tala de más de 12.000 árboles cuya función en la transformación del CO2 en oxígeno ha contribuido a paliar el cambio climático.

Por su parte, los envases no-reciclables y los restos de fármacos son destruidos siguiendo los criterios de tratamiento establecidos en la normativa de residuos, valorizándolos para generar energía eléctrica. De esta forma, se logra un beneficio medioambiental añadido en el momento de su eliminación y produciendo en su conjunto un destacable beneficio para el medio ambiente y para la sociedad en general.

Según un estudio de opinión realizado por Sigre Medicamento y Medio Ambiente, los ciudadanos están cada vez más concienciados de la necesidad de reciclar correctamente los restos de medicamentos y sus envases, ya que el 86 por ciento considera que tirar estos residuos a la basura o por el desagüe puede entrañar algún riesgo para el medio ambiente, y, por tanto, requieren de un tratamiento medioambiental específico.