Publicado 27/08/2019 13:27CET

Detienen a dos personas por robar en fincas agrícolas de Gran Canaria

Aguacates incautados
Aguacates incautados - GUARDIA CIVIL

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Equipo Roca de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas de Gran Canaria ha detenido los días 25 de julio y 3 de agosto a dos personas por el robo en fincas agrícolas de la isla de Gran Canaria. El primer arrestado responde a las iniciales de A.H.R., de 55 años, y el segundo a las iniciales de A.R.C., de 41 años.

Las detenciones se produjeron después de que denunciaran en dependencias de la Guardia Civil de San Mateo tres robos con fuerza en el mes de junio y principios de julio de este año en una finca agrícola de Santa Brígida, donde sustrajeron unos 300 kilogramos de aguacates y ocasionaron daños en el sistema de seguridad de la finca.

Asimismo, de manera paralela, la Guardia Civil también tuvo conocimiento, a través de la colaboración de la Policía Municipal de Santa Brígida, de otro delito de robo con fuerza en el mismo en el municipio en el que se sustrajeron una gran cantidad de frutas, entre otras aguacates y limones, en una finca a la que presuntamente accedieron mediante el forzamiento de las puertas de acceso, según informó el Instituto Armada en nota de prensa.

Así, tras las indagaciones y las detenciones realizadas, los agentes comprobaron como el destino del género sustraído era para la venta ilegal, de tal forma que se realizó una inspección en colaboración con el Seprona de la Comandancia de Las Palmas, Patrulla Fiscal (PAFIF) de la Compañía de Santa María de Guía y el Grupo de Intervención Rápida (GIR) de Vecindario en coordinación con un componente de la Inspección provincial de trabajo.

Estas inspecciones permitieron que se formularan 25 denuncias administrativas al comprobar los agentes que la procedencia detallada en la documentación "no se correspondía con la del género, además de carecer de registro sanitario y facturación de los mismos".

UNOS 122 KILOS DE AGUACATES Y 140 KILOS DE OTRAS FRUTAS

En total, la Guardia Civil se incautó de diversa documentación de facturación para su comprobación y origen, inmovilizando para realizar las comprobaciones oportunas unos 122 kilogramos de aguacates y 140 kilos de otras frutas, ya que se desconocía la procedencia de los mismos e incumplían diferentes disposiciones relacionados con la normativa de etiquetado.

Por todo ello, el Equipo Roca continúa con las investigaciones para detectar los comercios o locales que están adquiriendo aguacates o frutas de origen ilícito, ya que esto supone un delito de receptación, además de que continúen esos robos y un posible riesgo de salud pública porque "muchos de esos frutos están tratados con productos fitosanitarios y no se respeta el tiempo prudencial suficiente para que se desprenda de los mismos".

En cuanto a los detenidos han sido puestos a disposición judicial en unión de las diligencias practicadas en los correspondientes juzgados en funciones de Guardia de Las Palmas de Gran Canaria.