X Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria otorga su premio especial al cineasta chino Jia Zhangke

Actualizado 15/01/2009 19:12:04 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Premio Especial del X Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria recaerá en manos del cineasta chino Jia Zhangke, --ganador del León de Oro en la 63 edición del Festival de Venecia--, quien ha confirmado su visita a la ciudad para recoger el premio, según informó hoy el Ayuntamiento de la capital en un comunicado.

De esta manera, a excepción del homenaje póstumo que el certamen dedicó a Antonio Betancor en su octava edición, se trata del primer premio que el festival concede en reconocimiento a la trayectoria de un realizador.

Este premio se concede a la figura del joven realizador chino al que el certamen grancanario ha seguido desde la quinta edición, en donde recibió el máximo galardón, la Lady Harimaguada de Oro, por su película The World (Shijie, 2004). En el año 2006 el festival le dedicó la primera retrospectiva que nuestro país ofrecía sobre el cineasta; al año siguiente el certamen estrenó a nivel nacional Naturaleza muerta (Still Life, 2006), título por el que fue internacionalmente conocido después de haber obtenido el León de Oro del Festival de Venecia, y en la pasada edición su película Useless (Wuyong, 2007) fue programada en la sección informativa.

Además, el homenaje se completará con la proyección de su último trabajo '24 CITY' (Ershi si cheng ji, 2008), película que formó parte de la Selección Oficial de Cannes de este año. Asimismo su cortometraje Cry me a River (Heshang aiging, 2008), coproducido por el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona podrá ser visto en el certamen grancanario.

Jia es uno de los máximos representantes del cine independiente que se ha ido realizando en China durante los últimos 15 años. En sus películas el retrato de lugares y personas reales se mezcla sutilmente con tramas y personajes de ficción.

Los cambios profundos sufridos por el país aparecen poco a poco a través de largos planos-secuencia que se suceden para dar forma a segmentos de vida en tiempo presente, pero cargados aún con los signos del pasado maoísta.