Publicado 03/08/2022 16:24

El Gobierno de Canarias aprueba el IV Plan sobre Adicciones que remitirá al Parlamento

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ejecutivo autonómico ha aprobado este miércoles, en Consejo de Gobierno, el IV Plan Canario sobre Adicciones 2022-2024, elaborado por la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud (SCS), y que será remitido al Parlamento regional para su aprobación definitiva.

Este IV Plan Canario sobre Adicciones, explica el Gobierno regional en nota de prensa, es resultado de la colaboración de diferentes instancias, administraciones públicas, entidades sin ánimo de lucro del tercer sector, agentes sociales y profesionales en la materia.

Además se enmarca en la Estrategia Nacional sobre Adicciones 2017-2024 del Plan Nacional sobre Drogas, que se encuentra vigente actualmente, y en consonancia con la misión, principios, valores y objetivos en la misma.

El documento que se ha elaborado para este plan se estructura en una primera parte de aproximación epidemiológica y análisis de las adicciones en Canarias, marco conceptual, marco legal, principios generales, campos de actuación y metas que sirven de base al mismo.

Asimismo especifica cinco áreas de actuación, tales como son la prevención y sensibilización, en la que se establecen acciones para reducir los factores de riesgo y aumentar la protección frente al consumo de drogas y otras conductas susceptibles de generar adición.

Seguidamente está la atención integral para promover y garantizar una atención integral y continuada adaptada a las nuevas realidades de las adicciones y atendiendo a los distintos perfiles de las personas, en especial a las vulnerables, excluidas o en riesgo de exclusión social.

El tercer área es la reducción del daño en la que se aborda cómo reducir o limitar las consecuencias negativas de las adicciones en las personas con dicha problemática; seguida de la incorporación social y laboral en la que se recogen acciones para promover la participación y la colaboración en los procesos de incorporación social y laboral de los agentes sociales y económicos, de las instituciones y de las entidades, así como para sensibilizar en relación con el cumplimiento de la normativa vigente en esta materia a las diferentes instituciones públicas.

Posteriormente la reducción de la oferta que engloba las acciones en materia de reducción de la oferta y otras cuestiones relacionadas con conductas adictivas desde un enfoque integral y coordinado; y finalmente el soporte y apoyo que incluye la gestión del conocimiento, la formación de los profesionales e investigación en adicciones; la coordinación y participación creando mecanismos de coordinación a nivel regional, insular y municipal facilitando la participación de todos los agentes públicos y privados relacionados con el ámbito de las adicciones, entre otras.

En Canarias, según las encuestas epidemiológicas EDADES y ESTUDES, las drogas más consumidas son el alcohol, el tabaco y los hipnosedantes, siendo el cannabis la droga ilegal que presenta una mayor prevalencia. También se recogen como aspectos emergentes la capacidad adictiva de las tecnologías de la información y comunicación, el incremento del consumo de determinados fármacos con un alto poder adictivo o la fuerte vinculación del consumo de drogas con la violencia de género.

Esto, añade, plantea la necesidad continua de formación y actualización de las políticas y de las actuaciones a desarrollar en este ámbito.

Por ello, se considera "determinante conocer y detectar precozmente" las prevalencias y los patrones de consumos para diseñar y ejecutar políticas públicas "eficaces" en la reducción de daños asociados al consumo de sustancias o de comportamiento.

En este parte, la Atención Primaria desempeña un "papel fundamental", ya que es en este ámbito asistencial en el que se pueden detectar los primeros síntomas de las adicciones y desde donde se articula la derivación, así como el tratamiento de forma integral con las unidades especializadas de adicciones, de las personas que han desarrollado un trastorno adictivo.

Finalmente, la aparición conjunta de trastorno adictivo y mental requiere la implicación y coordinación con la red de salud mental para unificar tratamientos y dar respuesta eficaz a este problema de salud pública.

Contador