El Gobierno de Canarias notifica a las familias sobre los comedores de verano de Las Palmas de Gran Canaria

Publicado 11/07/2019 13:25:20CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Canarias ha informado a los CEIP de Las Palmas de Gran Canaria de que pueden emplear los mecanismos con los que habitualmente se comunican con las familias para notificar a las familias de cuota 0 de comedor que el Ayuntamiento capitalino pondrá en marcha comedores de verano para lo que resta del mes de julio y agosto.

En un comunicado, la Consejería de Educación y Universidades ha explicado que pasadas las 14.00 horas de este miércoles recibió vía correo electrónico una primera notificación oficial del Ayuntamiento capitalino señalando que finalmente cambiaba su decisión inicial y organizaría los comedores o desayunos escolares de verano en sus campus deportivos, así como la dirección a la que hay que remitir a las familias para su inscripción.

Así, El Ejecutivo regional ha señalado que en ese momento remitió a los centros para que traten de localizar e informar a todas las familias que pudiesen estar interesadas en beneficiarse de los comedores de verano e informarles acerca de los lugares habilitados para que se inscriban.

DIFICULTADES PARA CONTACTAR CON LAS FAMILIAS

Por su parte, la consejera de Educación, Soledad Monzón, habló con el alcalde, Augusto Hidalgo, para comunicarle las dificultades que existen para contactar con las familias que estén interesadas en participar en los comedores de verano en las fechas en las que el consistorio ha decidido poner en marcha los comedores al estar ya los equipos directivos de los centros educativos a punto de cerrar los colegios.

Además, la Consejería recibió el 8 de julio un correo de la concejala de Educación solicitando el número de alumnado de cuota 0, a lo que se respondió que en 2018 asistieron 202 alumnos en julio y 130 en agosto.

Mientras, un día más tarde, este martes, la concejala remitió un nuevo correo pidiendo los nombres y apellidos y teléfono de dicho alumnado, lo que hizo que Monzón contactara con el alcalde para explicarle, como ya se había hecho a su equipo, que la Ley de Protección de datos impide el envío de dichos listados sin autorización previa.

Por esta razón, el programa de comedores escolares de verano de la Consejería, convocado por resolución del día 7 de junio, había articulado un mecanismo con los centros escolares, todavía a pleno funcionamiento, por el que los centros recogían las solicitudes de las familias que deseasen participar y, con esa autorización, remitían su listado a los ayuntamientos.

EVITAR FALSAS EXPECTATIVAS EN LAS FAMILIAS

El Gobierno de Canarias ha hecho especial hincapié en que la negativa inicial del consistorio palmense a organizar comedores hizo que en la capital grancanaria no se llevase a cabo ese procedimiento, puesto que no tendría sentido generar falsas expectativas en las familias.

Con la nueva situación, la Consejería ha trasladado a los centros de inmediato la información recibida, aunque, en su conversación, la consejera también recordó al Alcalde que los servicios sociales del Ayuntamiento son los que mejor información tienen de las familias en riesgo y que probablemente el alumnado de cuota 0 sea el mismo para el que el ayuntamiento ya había reservado plaza en los talleres sin comedor, por lo que solo tendrían que añadir este servicio.

Además, esos mismos servicios sociales podrían comprobar la situación de las familias que acudan a inscribirse, puesto que la premura en la notificación, para garantizar que puedan comenzar el lunes, hará que muchas familias acudan sin documentos acreditativos, que los centros no pueden extender en estos momentos y circunstancias.

Finalmente, la Consejería ha explicado que Monzón informó al alcalde de que puede solicitar una subvención directa, si desea acogerse al programa de comedores de verano de la Consejería de Educación y Universidades, al haber disponibilidad presupuestaria después de cerrar la convocatoria el pasado viernes día 5, con la firma de la Orden por la que treinta municipios recibieron una partida total de 292.500 euros, que permitirá atender a 1.170 escolares en riesgo de exclusión social.

El verano pasado acudió a este servicio una media de 1.210 alumnos en el mes de julio y 951, en agosto, con talleres implantados en 58 municipios por la propia Consejería, en colaboración con los ayuntamientos.