6 de abril de 2020
 
Publicado 19/02/2020 12:43:49 +01:00CET

El Gobierno de Canarias plantea la puesta en marcha de un plan urgente de desaladoras para combatir la seguía

El consejero de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena
El consejero de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena - GOBIERNO DE CANARIAS - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Transición Ecológica, Lucha Contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, ha planteado la necesidad de poner en marcha un plan urgente de desaladoras para hacer frente a la sequía que padece el archipiélago.

Precisamente, éste será uno de los asuntos que se pondrán sobre la mesa en la reunión que el Gobierno de Canarias celebrará el próximo viernes con los consejos insulares de aguas para determinar la situación de cada una de las islas y decidir la declaración o no de la situación de emergencia.

El consejero afirmó en declaraciones a los medios que Canarias "tiene que asumir una nueva realidad, y es que cada vez va a haber menos agua disponible con recursos naturales, por lo que tenemos que afrontar lo antes posible un plan urgente de infraestructuras desaladoras que no estaba contemplado hasta el momento y para el que vamos a tener que empezar a hacer la tarea de forma rápida".

José Antonio Valbuena comentó que el Gobierno de Canarias, junto con los consejos insulares de aguas, ha venido haciendo un seguimiento durante los últimos meses de la situación de los acuíferos y del volumen de agua que tiene cada isla para dar respuesta a la demanda existente en todos los sectores.

En este sentido, señaló que la Consejería ha celebrado hoy miércoles una reunión interna de tipo técnico y el próximo viernes habrá un encuentro con los consejos insulares para ver qué mecanismos habrá que activar ante la sequía, pues la Ley de Aguas de Canarias establece que le corresponde a estos consejos la declaración de emergencia hídrica.

Valbuena aclaró que no se puede declarar una situación de emergencia para toda Canarias, pues cada isla tiene una realidad distinta y unas capacidades de producción de agua que no son comparables. Y añadió, además, que una vez se declare la emergencia hídrica, los consejos insulares decidirán si tiene que haber algún tipo de restricción en el consumo.

En la reunión del próximo viernes también se va a analizar la necesidad de hacer un plan de desaladoras en Canarias, un plan que, según Valbuena, "no es sencillo poner en marcha porque hablamos de proyectos que van a ser complejos de desarrollar".

Por ello, aseguró que los cabildos contarán con "todo el apoyo" del Gobierno de Canarias para agilizar cualquier tipo de autorización, e incluso prestará el apoyo económico que sea necesario a cada uno de los consejos insulares de aguas.

Para leer más