Incautan 32 vehículos de gama alta importados a Gran Canaria

Actualizado 15/05/2015 11:25:35 CET
Operación Dalton
Foto: CEDIDO POR LA POLICÍA NACIONAL

Los coches tienen un valor de 500.000 euros y estafaron 200.000 euros a varias víctimas

   LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional, en el marco de la operación conjunta 'Dalton', procedieron a la detención de cuatro personas e imputación de otras dos por presuntos delitos de falsificación de documentos oficiales y mercantiles, estafa, apropiación indebida, desobediencia, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal, incautando además 32 vehículos de alta gama, algunos de ellos robados, importados desde Alemania o Italia a Gran Canaria.

   De esta manera, durante la realización de varios registros se intervinieron, además dos motocicletas de alta cilindrada, 75 placas de matricula y un gran volumen de documentación, cuyo valor supera los 500.000 euros.

   Según informa el Ministerio de Interior en una nota de prensa, hasta la fecha han sido localizados 19 afectados, aunque no se descartan que pudieran existir más perjudicados.

   Por su parte, entre los vehículos intervenidos figuran algunos robados en Alemania, Italia e incluso en la misma isla de Gran Canaria, si bien la organización doblaba las placas de matrícula para poder circular con ellos.

LA DENUNCIA DE UNA VÍCTIMA INICIÓ LA INVESTIGACIÓN

   La investigación se inició por la denuncia de una de las víctimas, a quien los autores materiales de la estafa habían convencido con la finalidad de importar un vehículo de alta gama.

   El turismo fue entregado, pero sin la documentación necesaria para su matriculación, alegando que quedaban unos pequeños trámites administrativos. Al mismo tiempo la víctima hizo una nueva disposición dineraria para la importación de otro vehículo, que nunca fue entregado.

   Mientras, una vez que peritó el primer vehículo, pudo comprobar que los kilómetros habían sido manipulados, teniendo menos que los reales.

EMPRESA FANTASMA

   En este sentido, tres de los detenidos, si bien figuraban como autónomos, crearon una empresa fantasma de venta de vehículos de alta gama para llevar a cabo estos delitos.

   Además, con la finalidad de crear una apariencia de solvencia entre sus víctimas y captar a potenciales compradores, hacían uso de viviendas de lujo que eran alquiladas, llevando un nivel de vida muy por encima de sus posibilidades.

   Los vehículos se almacenaban en una nave sita en el municipio de Telde, donde eran mostrados a los clientes y sobre los que se pactaban los precios de venta. Estos servían de modelo a otros similares que serían importados desde Alemania con las especificaciones requeridas por el cliente, a precios muy sugerentes y competitivos.

   Respecto al Modus Operandi, esta organización presuntamente captaba potenciales clientes a los que se les ofrecía la adquisición de vehículos de alta gama importados desde Alemania, a muy buen precio.

   Así, tras ganarse su confianza, se les apremiaba para que realizasen el pago con agilidad, argumentando haber localizado un vehículo con las especificaciones del cliente y que requería partir  inmediatamente al país germano al objeto de materializar la operación. Se les solicitaba abonar por adelantado el importe del vehículo y demás gastos que pudiera generar el mismo.

LOS VEHÍCULOS SE IMPORTABAN REALIZANDO UNA FALSIFICACIÓN

   Los vehículos eran importados realizando una falsificación de los documentos y facturas de adquisición de los mismos, con el claro propósito de eludir el pago de los impuestos obligatorios al importar vehículos desde Alemania.

   Asimismo, los coches, que eran trasladados por vía marítima desde la península, requieren un DUA (Documento Unificado de Aduanas) de exportación a Canarias. Una vez que el coche llegaba a Canarias, para poder retirarlo, se hacía necesario abonar dos impuestos; el primero estatal, de menor importe; y el segundo, el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC). Una vez abonados el vehículo ya podía ser documentado en la Dirección General de Tráfico, previo paso por la Inspección Técnica de Vehículos.

   El procedimiento seguido por los presuntos estafadores consistía en que sobre un DUA auténtico y expedido para otro vehículo, se manipulaban los datos correspondientes al turismo y se referenciaban los del que se estuviese importando; de ese modo conseguían evitar el pago del IGIC.

   Los investigadores también han detectado que en alguna ocasión se han falsificado las Inspecciones Técnicas de Vehículos, así como que los autores  llevaban a cabo la  doble venta de un mismo vehículo a varios compradores, consiguiendo hacerse con el dinero en efectivo por la venta de ambos.

UN TOTAL DE 200.000 EUROS ESTAFADOS

   La cantidad de dinero estafado y entregado en efectivo a los detenidos por parte de las víctimas asciende, aproximadamente, a 200.000 euros, no descartando los investigadores que esta cantidad pueda verse incrementada sustancialmente con la localización de nuevas victimas.

   Por otro lado, respecto a los vehículos intervenidos en esta operación, se calcula que los mismos pueden tener un valor de mercado que superaría los 500.000€.

   Los investigadores lograron localizar a 19 víctimas más igualmente estafadas, de las cuales fueron oídas en declaración 12 de ellas, no descartando la posibilidad de encontrar nuevos afectados.

   Con todo, a los dirigentes de este grupo organizado les constan, en los últimos años, una multitud de hechos de similar naturaleza, poniendo de relieve que forma parte de un plan preconcebido y previsto para delinquir, estando encartados en numerosos procedimientos judiciales todos ellos relacionados con la venta de vehículos de alta gama, llegando algunos de dichos procedimientos a su sobreseimiento por entenderse que era un asunto civil.

   Finalmente, instruido el correspondiente atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, quien decretó su libertad con cargos.

   La intervención policial, desarrollada de forma conjunta por la Guardia Civil y la Policía Nacional, ha sido llevada a cabo por el Grupo de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Telde, el Grupo de Delitos Patrimoniales de la U.D.E.V de la Brigada Provincial de Policía Judicial de las Palmas y el Grupo de Investigación y Análisis de Trafico (GIAT) de la Comandancia de Guardia Civil de Las Palmas.