Intersindical Canaria presenta un preaviso de huelga para reivindicar que los trabajadores recuperen derechos perdidos

Publicado 24/10/2018 14:19:39CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Intersindical Canaria ha anunciado este miércoles que va a presentar un preaviso de huelga que se desarrollará entre el 9 de noviembre y el 1 de diciembre, si bien las fechas principales serán el 9 y 27 de noviembre y el 7 de diciembre, cuando se desarrollarán paros de dos horas para reivindicar que los trabajadores de los servicios centrales y territoriales del Gobierno regional "recuperen los derechos perdidos durante los años de crisis".

Asimismo reclamarán que los servicios públicos "se han venido degradando con la reducción" de personal en contraste con el "incremento de las obligaciones" de atención a la ciudadanía, lo que aseguran ha traído como consecuencia la "sobrecarga de trabajo en muchos" de los servicios, según informó el sindicato en nota de prensa.

El sindicato ha justificado este preaviso de huelga al considerar que el momento de las negociaciones, a las que afirmó "siempre ha acudido con propuestas constructivas, conciliando las necesidades de los ciudadanos con los derechos de los trabajadores, ha pasado" porque el Gobierno canario, dijo, "ningunea a los empleados públicos".

En este sentido, indicó que "muchos de estos derechos ya hayan sido concedidos" por la Administración central hace meses, sin embargo consideró que el Ejecutivo autonómico "adorna con buenas palabras y deja siempre un condicionante asociado a las decisiones del Gobierno central", lo que entienden crea "falsas expectativas".

Para Intersindical Canaria el acuerdo suscrito recientemente con tres sindicatos, de los que aseguran tienen "escasa o nula representación" en Canarias, "no deja de ser papel mojado".

Por último, solicitan también el cese o dimisión del consejero del área, José Miguel Barragán, así como del director general de la Función Pública, Francisco Santana, del que dicen que a pesar de ser el responsable de los recursos humanos, la respuesta continuada que da a las reivindicaciones de los trabajadores y organizaciones sindicales es que "no" tiene "suficiente personal para resolver los problemas de personal de la Administración".