Patricia Hernández avanza acciones de limpieza y mantenimiento de espacios públicos en Nuevo Obrero y Cobasa

Publicado 19/07/2019 17:45:25CET
La alcaldesa, Patricia Hernández, recorre el barrio de Nuevo Obrero acompañada por los vecinos
La alcaldesa, Patricia Hernández, recorre el barrio de Nuevo Obrero acompañada por los vecinosAYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, ha recorrido los barrios de Nuevo Obrero y Cobasa para reiterar su "compromiso" con los barrios del municipio y acompañada por el concejal del Distrito Ofra-Costa Sur, José Ángel Martín, recordó que no solo hace falta recuperar el patrimonio público, sino que también es necesario mantenerlo para que no se vuelvan a "echar a perder" los parques, plazas y canchas de los barrios.

Durante su paseo, acompañada de vecinos de la zona, la alcaldesa reafirmó que todos los barrios de Santa Cruz de Tenerife tendrán espacios públicos de calidad y que sus esfuerzos no se centrarán exclusivamente en un distrito, sino que la acción del Ayuntamiento llegará a todo el municipio.

En esa línea, explicó que el consistorio ya está trabajando en mejorar la limpieza de los espacios públicos.

Entre las quejas que residentes en estos barrios hicieron llegar está la situación de abandono de las zonas comunes, con firmes deteriorados, vallado en mal estado y sin apenas mantenimiento, ausencia de papeleras incluida.

Otro de los compromisos realizados por la alcaldesa es la mejora de la movilidad en los barrios.

Así, tanto Nuevo Obrero como Cobasa se beneficiarán de una de las medidas que, en materia de transporte público, se están estudiando: la implantación de microguaguas que unan los barrios de la zona alta del distrito con la Avenida de Los Príncipes.

La alcaldesa mostró también su preocupación por la falta de instalaciones para niños, por un lado, y el mal estado de los parques infantiles existentes, pues algunos tienen suelo de arena y juegos de madera, elementos que ya no se utilizan.

Además, en algunas plazas los jardines están delimitados por barras metálicas que, en caso de caída, pueden ser un peligro.