Actualizado 01/07/2010 16:41

Tres cámaras de vigilancia las 24 horas, 2 helicópteros y más profesionales para luchar contra el fuego en Gran Canaria

De izquierda a derecha, el consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canar
CEDIDA POR EL CABILDO DE GRAN CANARIA.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Tres cámaras de vigilancia con infrarrojos de 24 horas en puntos estratégicos de la cumbre de Gran Canaria, así como dos helicópteros y 201 profesionales, 20 personas más que en 2009, conforman el dispositivo para luchar contra el fuego en las masas forestales de la isla ante la temporada de verano de "alto riesgo".

Así lo informó hoy en rueda de prensa en la capital grancanaria el presidente del Cabildo, José Miguel Pérez, acompañado por el consejero de Medio Ambiente, Juan Salvador León, en la presentación del dispositivo que se desarrollará desde junio y hasta octubre. Cuenta con "más medios técnicos y recursos materiales" y un presupuesto de 1,5 millones de euros, superior al del pasado año, "a pesar de la crisis".

Pérez hizo hincapié en la línea marcada por el grupo de gobierno de profesionalizar a los combatientes de incendios y en la tarea preventiva.

Aunque todo el año hay personal localizable que atiende las emergencias por incendios forestales fuera de la jornada laboral y fines de semana, en los meses de verano la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria refuerza los medios humanos y materiales que integran el dispositivo, con contrataciones externas tanto de profesionales, como de medios técnicos.

Así, se dispone de un helicóptero con base en Artenara operativo hasta final de año y un segundo helicóptero de refuerzo en actividad desde el pasado 15 de junio, que permanecerá en servicio hasta final de octubre. Pérez resaltó que esto ha sido absolutlamente decisivio para lelgar a tiempo para sofocar los conatos.

Junto al personal propio (134), para la campaña de verano, la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria ha decidido contratar externamente a los vigilantes de puntos fijos (35 en total, 7 agentes más que el año pasado), a 24 operarios de refuerzo, a los que se suman los 3 pilotos, los 3 técnicos y los 2 mecánicos de la Unidad Helitransportada.

Por tanto, un total de 201 profesionales integran el dispositivo de 2010 del Cabildo grancanario, a los que se suman como novedad este año la recuperación de tres cámaras localizadas en Tamadaba, Artenara y Los Moriscos para vigilar día y noche.

BARRERAS VERDES

Igualmente, apuntó que el Cabildo continúa con la política iniciada a raíz del gran incendio de 2007, de sustitución de formaciones de cañaverales y matorrales peligrosos en unos 600 kilómetros de la isla, por formaciones poco inflamables, con el fin de generar barreras verdes en los fondos de barranco, con una dotación de un millón de euros.

Paralelamente, han comenzado varios Programas de Empleo, que continuarán con las labores de limpieza, desbroce y concienciación ciudadana, efectuadas a lo largo de 2008 y 2009.

Una medida innovadora, que se comenzó a implantar en 2009 es la roturación de terrenos agrícolas abandonados, cercanos a asentamientos rurales, con el fin de que sirvan de cortafuegos y dificulten el paso del incendio. Estas acciones pretenden reforzar las políticas de "retorno al campo", dado que la mejor medida preventiva en zonas agrícolas es la agricultura y el pastoreo controlado. Se prevé una inversión de 117.000 euros.

Además de actuar con tratamientos selvícolas en pinares y en palmerales de la isla, el personal de la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria realiza las labores de limpieza y acondicionamiento de las masas para la defensa contra los incendios.

De este modo, ya se ha ejecutado más de la mitad de las 1.200 hectáreas previstas en una gran área de defensa que contempla desde los Picos de Las Nieves hasta Tamadaba pasando por Degolladas de Becerra, Cruz de Tejeda, Moriscos y la Finca de Osorio, en donde se han llevado a cabo tareas de gran envergadura de eliminación de maleza y restauración de laurisilva.

Aparte de contar con el Plan de Defensa de la Zona de Alto Riesgo de Inagua, vista la ampliación de Zonas de Alto Riesgo de Gran canaria, se solicitará al Gobierno de Canarias que, a la mayor brevedad posible, se inicien los trámites pertinentes para la redacción de los respectivos Planes de Defensa de todas las Zonas de Alto Riesgo declaradas en Gran Canaria.

NO VER AL TÉCNICO COMO "ENEMIGO"

Pérez aludió al "malentendido" extendido entre vecinos de las zonas rurales sobre que "los técnicos de Medio Ambiente son una especie de enemigos que impiden sistemáticamente quitar cualquier especie vegetal que esté en un paisaje determinado y eso no es cierto".

En este sentido, resaltó que el dispositivo incluye la difusión de folletos con los que se pretende concienciar a la población rural de la necesidad de realizar una serie de actividades preventivas encaminadas a la auto resistencia frente al fuego en las viviendas, así como desmentir el "bulo" existente de que las consejerías de Medio Ambiente de todas las islas no permiten cortar maleza para limpiar campos o los alrededores de las viviendas.

Asimismo, persigue informar del trabajo preventivo que está realizando el Cabildo de Gran Canaria en estos últimos años. "Un trabajo a todas luces insuficiente sin la colaboración de la población rural y los ciudadanos que visitan esas zonas", aseveró el presidente de Gran Canaria, que hizo un llamamiento a la "responsabilidad" para evitar un incendio como el de 2007 y recordó que "la inmensa mayoría de los conatos se producen por la acción humana".

CONSEJOS PARA VIVIENDAS

Incidió en que el folleto recoge las especies que pueden ser eliminadas sin solicitar permiso, tales como escobón, vinagrera, zarza, rabo de gato, retama amarilla, tunera y pita, entre otras.

El texto también apunta la necesidad de solicitar autorización con antelación par alas quemas agrícolas y recuerda que en verano están prohibidas. Contempla recomendaciones como limpiar de vegetación los 15-20 metros alrededor de la casa, limpiar los techos y los canalones de recogida de agua, y aislar todo objeto inflamable de puertas y ventanas.

Por su parte, el consejero insular de Medio Ambiente, Juan Salvador León, evocó el incendio de 2007 que afectó a la cumbre, cuya masa forestal "ya se ha recuperado y vista desde el aire no se nota que hubiese habido un incendio". "El pino canario vuelve a lucir su verdor", apostilló.

"NO BAJAR LA GUARDIA"

En su opinión, dicho suceso sirvió para cambiar las formas de actuación y pidió también que "se cambie el chip de una vez y no se mire al medio ambiente como enemigo del ciudadano del mundo rural".

El también ex alcalde de Valleseco informó de que en 2008 se registraron 60 incendios, de los que 58 fueron conatos y dos adquirieron dimensiones de incendio al arder una superficie superior a una hectárea. En 2009 hubo 64 incendios, 56 conatos y ocho declarados incendios y en lo que va de año se han extinguido 23 conatos, causados "generalmente por descuidos".

Salvador León destacó la labor de prevención y la actuación de medios aéreos por su "inmediatez" al sofocar las llamas "en cuestión de minutos".

Por último, insistió en que el Cabildo "no baja la guardia y, a pesar de la crisis, no se ha escatimado ni un euro para el dispositivo".